Blog 
El blog de Gauden Villas
RSS - Blog de Gauden Villas

El autor

Blog El blog de Gauden Villas - Gauden Villas

Gauden Villas

Sobre este blog de Deportes

Ha dicho muchas veces que su piel solo tiene un color: el rojo. Se crey√≥ siempre un perdedor hasta que Luis Aragon√©s, el sumo pont√≠fice, demostr√≥ que Espa√Īa tambi√©n puede ser la m√°s grande. Llor√≥ con el gol de Iniesta y en su camiseta, contra viento y marea, luce el 9 de Torres.


Archivo

  • 01
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Equipo de leyenda.

     

                             
                Un d√≠a, dentro de mucho tiempo, hablaremos de esto con nuestros nietos. Les diremos que hubo un equipo que cambi√≥ la historia. La de Espa√Īa y la del f√ļtbol. Les contaremos, siendo tomados por mentirosos, que durante un siglo no fuimos m√°s que campeones mundiales de amistosos, que si no era un √°rbitro era una piel de pl√°tano y si no un juez de l√≠nea quien nos devolv√≠a para casa a las primeras de cambio. Les hablaremos de nuestras l√°grimas, de ese complejo de inferioridad que sent√≠amos cuando ve√≠amos a italianos o alemanes levantando, siempre ellos, los trofeos. Echaremos mano de obsoletos formatos digitales para ense√Īarles im√°genes de futbolistas que siempre fallaban en las grandes ocasiones, a los que les temblaban las piernas en cuanto se acercaban al √°rea rival.
     
                Vencer y convencer.-Luego, claro, presumiremos de haber presenciado, incr√©dulos primero, at√≥nitos despu√©s, orgullosos ahora, la gestaci√≥n, el desarrollo y la culminaci√≥n del mejor equipo de f√ļtbol de la historia. El triplete, en esta historia no es m√°s que una an√©cdota, un colof√≥n, brillante pero prescindible, que tiene que dejar paso a la sublimaci√≥n del f√ļtbol como deporte. Espa√Īa no solo ha ganado la Eurocopa. Lo ha hecho convenciendo, siendo fiel a su escuela en el trance final, ese que distingue a los hombres de los ni√Īos. Como si todo respondiera a un plan preconcebido, se dej√≥ para el d√≠a D, para la hora H lo mejor de su repertorio. Como si quisiera responder a quienes hablaban de que su juego aburr√≠a, convirti√≥ al aspirante al trono del buen gusto en una mu√Īeca de trapo a la que zarande√≥ hasta dejarla convertida en un amasijo de harapos. Ya nadie volver√° a hablar de Italia de la misma manera.
     
                Italia no va de rojo.-Acaso influenciada por esos cantos de sirena que tan r√°pido salieron a denostar a nuestra Roja, salt√≥ Italia al campo dispuesta a hacer de Espa√Īa. Aparc√≥ su entrenador la idea de los cinco defensas que tan bien le sali√≥ el primer d√≠a y, tan valiente como incauto, dej√≥ el guante blanco para que lo cogieran los nuestros. El resultado fue devastador. De momento, y mientras el cuerpo aguante, Espa√Īa solo hay una. Italia tiene unos cuantos excelentes futbolistas. En Espa√Īa lo son todos ‚Äďseamos generosos, por un d√≠a, con Arbeloa-. Y para jugar como la Roja es imprescindible contar con Xavi, Iniesta, Silva, F√°bregas, nuestros centrales, Casillas y, de postre, un tipo como Jordi Alba capaz de correr m√°s r√°pido que el mism√≠simo Usain Bolt. Jugar como la Roja es imposible si no eres la Roja. La historia, y no solo nosotros, lo dir√°. Lo de anoche, ese cuatro a cero a Italia, saldr√° en todos los libros, reverberar√° en todos los hogares de Europa por mucho tiempo. Si alguien ten√≠a alguna duda, anoche se extingui√≥.
     
                Ave, Xavi.-Fue en la final cuando Xavi hizo, por fin, estelar aparici√≥n. Y si aparece Xavi, no hay rival que se resista. All√≠ donde habitan solo los valientes, anoche desfilaron nuestros bajitos, tocando al son que marcaba el director de la orquesta. Cogieron el bal√≥n, miraron hacia Roma, se lo ense√Īaron a Italia entera para que vieran lo que es un esf√©rico, y ya no lo devolvieron. Tendr√°n que seguir esperando. De momento, y a la espera de que nos derrote el paso del tiempo, no hay sucesi√≥n que valga.
     
                No m√°s l√°grimas.-Las l√°grimas italianas al acabar el partido eran nuestras hasta anteayer. Hoy somos risas, abrazos, alegr√≠a y ese grito de Iker, de nuestro gran capit√°n, brazos arriba, orgullo espa√Īol, compartiendo la copa con todo el pa√≠s. Ganan, convencen, casi humillan. Son Espa√Īa. Son, somos, los mejores.
     
               
     
               

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook