Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 21
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Maniobras orquestales en la oscuridad

     No es la primera vez que, irogándose poderes y funciones que no ostenta, el presidente del Mallorca gracias a Claassen, se sienta a negociar el traspaso de Marco Asensio.  Visto el percal de la desatada ampliación de capital, no deseada por el dúo en cuestión, ya alertábamos ayer de la posibilidad de que, una eventual venta de los derechos del joven futbolista, viniera a ser utilizada para evitar la obligación de rascarse el bolsillo en beneficio, más bien necesidad, del club. Si incluso se ha recurrido a la posibilidad de ingresar un dinero volátil del que no se sabe siquiera si llegará y cuándo, ¡qué no serían capaces de esgrimir en la junta de accionistas del próximo 24 de noviembre con el mercado de invierno ya tan próximo!, lo que explicaría los constantes retrasos que se han producido en las convocatorias del Consejo.

    A partir de estos hechos surgen muchas preguntas y no pocas dudas. ¿Conocen el resto de consejeros las gestiones que se llevan a cabo y, si alguno lo sabe, las aprueban sin pedir explicaciones? ¿Tiene constancia el director deportivo, Miquel Angel Nadal, de lo que se está negociando a sus espaldas? ¿No tiene nada que decir al respecto ni opinar? Y, peor aún, ¿el jugador y su representante han sido consultados respecto a su futuro y cuáles son sus planes? 

    Lamentablemente asistimos a un capítulo más de la nefasta manera de regir los destinos de un club casi centenario. Nada que a estas alturas pueda sorprender si es que la permanencia de tales dirigentes en sus puestos no constituye en sí misma un desagradable chasco. 

    Tras dos victorias consecutivas, no podía faltar la bomba que enturbie una vez más la paz del vestuario. Todo el oleaje que ya provocó en su momento el interés del Barça B, deviene en mar de fondo, sino fuerte marejada, en el peor momento para el equipo y, por supuesto, para un chaval que, por muy equilibrado que se muestre, acabará mareado y harto de permanecer en el ojo del huracán como si en lugar de contribuir a los buenos resultados, estuviera cometiendo algún tipo de pecado. Un motivo más para que el viernes Ses Tortugues sea un clamor y se exija la salida de todo el capital sin la menor excepción. Ninguna.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook