Blog 
Camino a Brasil
RSS - Blog de davidlaguia1

El autor

Blog Camino a Brasil - davidlaguia1

davidlaguia1

Soy David Laguía, redactor del diario Levante-EMV. Aficionado y amante del deporte, me gusta no ver sólo el resultado, sino lo que hay detrás de él. Me puedes seguir en Twitter en @davidlaguia

Sobre este blog de Mallorca

Brasil celebrará en verano de 2014 el Mundial de Fútbol. Pero hasta entonces, cientos de selecciones han quedado por el camino en cuatro años plagados de partidos que guardan muchas historias. Ahora, como aperitivo de lo que será la cita mundialista, ya podemos gozar de la Copa Confederaciones en el...


Archivo

  • 23
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Brasil sigue sin perdonar la afrenta del 82

    Ya han pasado más de 30 años. Desde entonces Italia no ha vuelto a ganar a Brasil. Ni en partido oficial ni en amistoso. Por el camino, dos encuentros de la Copa Confederaciones y la final de todo un Mundial. El último, ayer, con goleada de la “canarinha” por cuatro a dos que manda a los italianos a las semifinales contra España –presumiblemente-. Pero aquel día de 1982, Paolo Rossi hizo llorar a todo un país.

    El desaparecido estadio de Sarriá, en Barcelona, acogió uno de los duelos más vibrantes de la historia. Italia llegaba en un mar de dudas. La “azzurra” había pasado la primera fase con tres empates (ante Polonia, Perú y Camerún). Paolo Rossi era su delantero titular y no había anotado ningún gol todavía. Además, venía de cumplir una sanción de dos años sin jugar por un caso de apuestas ilegales. La prensa y el público clamaban contra él. Sólo la última victoria contra la Argentina de Maradona le había devuelto a los “tifosi” algo de optimismo. Pero aquel triunfo estaba empañado por el agresivo marcaje de Gentile al astro de la albiceleste.

    Brasil formaba con un elenco de futbolistas espectacular. Zico, Falcao, Socrates, Eder, Serginho, Cerezo, Junior… habían arrasado a Escocia, Nueva Zelanda y Argentina, aunque en la primera jornada sufrieron para vencer a la Unión Soviética. Con un empate frente a Italia se metían en semifinales. Ese equipo hizo algo más difícil aún que ganar un Mundial: ser recordados pese a la derrota. Todavía se habla del “Brasil del 82”. 

    El árbitro dio el silbato inicial y Paolo Rossi se transformó. Dejó de ser el delantero pusilánime de la primera ronda. Se convirtió en todo un depredador del área. A los cinco minutos marcó ya el primero. Dos veces replicó Brasil, por medio de Sócrates y Falcao. Pero estaba Rossi, siempre Rossi. El italiano marcó una tripleta que dejó a una de las mejores generaciones del fútbol brasileño sin el título mundial. A la postre, Italia fue campeona del mundo. Años más tarde, Rossi viajó a Brasil y cogió un taxi. El conductor le reconoció. Le invitó a bajarse del coche. Brasil todavía no ha perdonado.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook