Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La UIB, indefensa

    El TIL se ha hundido porque Bauzá quiso proferir un insulto adicional contra la Universitat que odia. Cinco jueces nada sospechosos de militancia autonómica restituyeron a la UIB el honor lingüístico perdido. En un primer inciso, la institución educativa no había luchado en exceso por recuperar el prestigio robado por el Govern. Todavía más sorprendente fue la reacción del rector a las tres sentencias enaltecedoras del Tribunal Superior. Lejos de convocar una fiesta para celebrar la dignidad restablecida, se postró ante la nueva consellera del mismo Bauzá. Huguet no solo encajó las monsergas sobre el trilingüismo de un Govern monolingüe, sino que auxilió al PP en su momento de aflicción. Salvo que estemos confundiendo la modestia con la genuflexión.

    Durante la campaña para la elección de rector, destacados profesores de la UIB me susurraban al oído que Antoni Riera era el candidato tapado de Bauzá. Llevo días pegado al teléfono, aguardando unas disculpas que se retrasan. Jaume Sureda, éminence grise del gris Huguet, me declaró que su representado sabría cantarle las cuarenta al PP y al PSOE. En Mallorca, la equidistancia siempre derrota hacia la derecha, pero este caso resulta especialmente sangrante. El Tribunal Superior entona el Gaudeamus académico, y el rector aludido se apresura a colocar a su institución al servicio del TIL de Bauzá. Un clásico.

    Sigo junto al teléfono, pero no atenderé las llamadas de quienes se declaren sorprendidos por la complacencia de Huguet con el Govern. Es la misma persona que, siendo presidente de Sa Nostra, exigió a los consejeros que la caja desaparecida aportara dinero al saqueo de Urdangarin, porque Matas así lo quería. Consta en autos, con posterioridad el ministro de Aznar le propinaría la proverbial patada. Esperemos que la Mallorca de Podemos nos libere de estos personajes pegajosos, a quienes te encuentras en todas las presidencias por su carácter gelatinoso. De momento, cabe rezar para que la sumisión de Huguet al TIL no conlleve la entrega a Bauzá del doctorado horroris causa reservado a Rafael Nadal.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook