Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cardona, pánico en el PP

    La exhaustiva confesión de Aina Castillo sobre la corrupción en Son Espases, una concesión hospitalaria que veló como consellera, se ha vinculado con la figura de su padrino Jaume Matas. Sin embargo, existe una ligazón más estrecha entre el aliviadero de la autoinculpación y la peripecia de José Juan Cardona. La cuota ibicenca, en los dos Governs del president encarcelado, compone una silueta tan insignificante que requiere la anotación de su identidad y responsabilidades. En cambio, su condena a 16 años de cárcel en Operación Scala ha purificado las conciencias más inexpugnables con la fiereza de un purgante. Ha desatado una oleada de pánico en el PP. Desde que el Supremo convalidó la minuciosa sentencia de la Audiencia de Palma, numerosos altos cargos populares han descubierto el placer del arrepentimiento.

    Cardona era en el Govern uno más, casi uno menos. Por tanto, su comportamiento refleja el estándar ético de aquel ejecutivo en una estimación conservadora. Una media de cuatro millones de euros saqueados por la cúpula de cada conselleria, un castigo promedio en torno a los quince años de cárcel. De ahí la taquicardia en los escasos departamentos que se han librado del escrutinio de la fiscalía anticorrupción. Los abogados penalistas mallorquines hacen caja con las consultas preventivas de políticos del PP, que desean evaluar los riesgos de su elevada tensión gestora. Los letrados deberían recibirles con un retrato de Cardona presidiendo sus bufetes.

    La advocación de Matas o Munar como disuasores peca de grandilocuencia. Cardona es el corrupto estándar al que se miden los jerarcas del PP. En especial, una vez que se han cerciorado del agostamiento de los favores del Supremo, según confirman los encendidos discursos de su presidente, Carlos Lesmes. Los jueces interpretan los vaivenes electorales con mayor perspicacia que los analistas políticos, y hoy olfatean a Podemos. De ahí que los cargos del Govern ultracorrupto corran a confesar que nadie les avisó de que robar tenía un precio, para no acabar como Cardona.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook