Diecisiete años después de su primera victoria en Roland Garros, Rafa Nadal se ha hecho con su 14º trofeo este fin de semana en París. El pasado domingo, el tenista mallorquín se enfrentó al noruego Casper Ruud, un deportista asiduo en la Academia que perdió por 6/3, 6/3 y 6/0.

Con 22 títulos Grand Slam y habiendo hecho historia en el mundo del tenis por sus grandes victorias, Rafa Nadal continúa residiendo en Manacor, municipio donde nació y donde vive actualmente junto a su esposa Mery Perelló, con la que se casó en octubre de 2019 después de quince años de relación.

En Manacor también se encuentra su academia de tenis, Rafa Nadal Academy, un centro de alto rendimiento para jóvenes de entre 10 y 18 años donde aprenden a jugar al tenis.

Aunque Nadal cuenta con varias propiedades inmobiliarias, su residencia habitual está en Porto Cristo, un chalet valorado en cinco millones de euros que se ubica junto a las Coves de Drach en un terreno de más de 7.000 m², a primera línea del mar.

La vivienda fue adquirida por el tenista en el año 2013 por cerca de cuatro millones de euros, según la revista ¡Hola!, y está inspirada en la arquitectura típica mallorquina. Está distribuida en tres salones y habitaciones con chimenea, desván, garaje y un acceso privado al mar a través de una escalinata de piedra que desemboca en un acantilado, tal y como explica la revista.

El interior del inmueble está decorado con tonalidades neutras donde predomina el blanco, además de materiales como el mármol en la encimera de la cocina o la madera y la piedra en otras estancias de la casa.

El exterior tiene piscina, comedor de verano y zona de estar. Y no podía faltar un gimnasio equipado con la mejor tecnología deportiva.

Rafa Nadal siempre ha sido muy discreto con su vida privada, por lo que no se conocen muchos más detalles de su vivienda, sin embargo, durante el confinamiento compartió fotografías donde mostró rincones de su hogar como la cocina, el gimnasio o las zonas exteriores.