Astronomía

Podríamos estar a las puertas de una revolución en la comprensión del Universo

El descubrimiento de las ondas gravitacionales primordiales agita a los astrónomos: nos aproximamos a las unidades básicas de la estructura a gran escala del Universo

Un nuevo estudio sobre las ondas gravitacionales arroja luz sobre el origen del universo

Un nuevo estudio sobre las ondas gravitacionales arroja luz sobre el origen del universo / Efe

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe

Las ondas gravitacionales primordiales que acabamos de descubrir están agitando las mentes de los científicos porque podríamos estar a las puertas de observar la evolución y la acumulación de galaxias, lo que revolucionaría completamente nuestra comprensión de nuestra historia cósmica.

El descubrimiento de un mar de ondas gravitacionales primordiales que está actuando sobre las galaxias y alterando su movimiento y su posición ha conmocionado a los astrónomos: hay suficientes indicios para pensar que las etapas finales de las fusiones de galaxias pueden ser más emocionantes de lo que sabemos hasta ahora, destaca la astrofísica Katie Mack en la revista Science Focus.

Esto podría significar que los agujeros negros supermasivos son, en promedio, más masivos o que colisionan con más frecuencia de lo esperado. También hay algunos indicios de que las colisiones son ayudadas por los entornos astrofísicos en los que ocurren, añade.

La conclusión que deriva de este descubrimiento es que las regiones centrales de las galaxias son un poco desordenadas y que el efecto combinado de todas las estrellas y el gas, y tal vez de algunas cosas inesperadas que cuelgan a su alrededor, están empujando también a los agujeros negros supermasivos lo suficiente como para que se unan antes.

Por lo tanto, podríamos estar a las puertas de observar la evolución y la acumulación de galaxias, que son las unidades básicas de la estructura a gran escala del Universo, lo que revolucionaría completamente nuestra comprensión de nuestra historia cósmica. Palabras mayores.

Gran impacto astronómico

Según explica Mack, la primera evidencia de la existencia de ondas gravitacionales primordiales tiene un gran impacto tanto para la astronomía como para la astrofísica, ya que permite observar un fenómeno que nunca se había visto y que tiene implicaciones para entender cómo se forman y evolucionan los agujeros negros y las estrellas de neutrones, así como para estudiar las propiedades del espacio-tiempo en condiciones extremas.

Además, este descubrimiento abre nuevas posibilidades para detectar otros eventos similares o incluso más exóticos, como colisiones entre agujeros negros primordiales o entre objetos compactos desconocidos

Este descubrimiento confirma una vez más que las ondas gravitacionales son una revolución científica que está transformando nuestra visión del cosmos y sus secretos. Y que cada nueva detección nos acerca un poco más a comprender cómo funciona el universo y qué papel jugamos en él.

¿De qué estamos hablando?

Las ondas gravitacionales son perturbaciones del espacio-tiempo producidas por eventos cósmicos violentos, como la fusión de agujeros negros o estrellas de neutrones.

Estas ondas se propagan por el universo a la velocidad de la luz, deformando ligeramente el espacio y el tiempo a su paso. Su existencia fue predicha por Albert Einstein en su teoría de la relatividad general, pero no se detectaron directamente hasta 2015, gracias a los observatorios LIGO y Virgo, que usan láseres para medir las mínimas variaciones de distancia entre espejos suspendidos.

Las ondas gravitacionales son una nueva herramienta para explorar el universo y sus misterios más profundos. Al estudiar las propiedades de estas ondas, los científicos pueden obtener información sobre la naturaleza y el origen de los objetos que las generan, como la masa, el giro, la distancia y la orientación. Además, pueden usar estas ondas para probar las leyes de la física en condiciones extremas, como la gravedad fuerte, la materia densa y la energía alta.

Energía oscura

Uno de los objetivos más ambiciosos de la ciencia de las ondas gravitacionales es resolver el enigma de la energía oscura, que es la fuerza misteriosa que acelera la expansión del universo.

Al medir con precisión la distancia y el tiempo que tardan las ondas gravitacionales en llegar a la Tierra desde diferentes fuentes, los científicos pueden calcular la velocidad de expansión del universo y su evolución a lo largo de la historia cósmica. Esto podría ayudar a determinar si la energía oscura es una constante o si varía con el tiempo y el espacio.

Naturaleza extrema

Otro objetivo de esta ciencia es comprender mejor la naturaleza de la materia en condiciones extremas, como la que se encuentra en el interior de las estrellas de neutrones. Estas estrellas son los restos colapsados de estrellas masivas que explotaron como supernovas. Tienen una masa similar al Sol, pero comprimida en una esfera de unos 20 kilómetros de diámetro. Su densidad es tan alta que los átomos se descomponen en sus componentes más básicos: los neutrones. Los científicos quieren saber cómo se comporta esta materia exótica y si existe algún límite a su compresión.

La nueva investigación dimensiona aún más la capacidad de las ondas gravitacionales de cambiar todo lo que hasta ahora hemos pensado sobre el universo.