Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Investigan si el grupo del espionaje a la pareja del expresidente de Panamá usó coches oficiales de Marivent para un mitin de Vox

La pareja del expresidente de Panamá denunció que uno de los guardias civiles destinado en el palacio utilizó un vehículo oficial para el acto - «Hicimos un transporte para Santiago Abascal», admitió el cabecilla ante la jueza

Santiago Abascal, Jorge Campos y otros cargos de Vox, durante el mitin en Palma en 2019.

La jueza está investigando si el grupo acusado de espiar y acosar en Mallorca a la pareja del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli utilizó coches oficiales de Marivent para un acto de Vox. La mujer explicó en sus denuncias que Alberto T.H., uno de los guardias civiles implicados en el caso, utilizó uno de los vehículos del palacio asignados a la Sección de Seguridad del instituto armado para labores de traslados y escolta en un acto del partido político celebrado en el Auditorium de Palma en 2019. Según dijo, fueron unos «servicios gratuitos a modo de presentación» porque el cabecilla de la trama, Mario E.G., pretendía «conseguir que Vox le contratara». Este acusado admitió en su declaración judicial haber realizado «un servicio de transporte para Santiago Abascal». Jorge Campos, presidente de la formación en Baleares, negó ayer haber «contratado» este operativo y aseguró que no conoce a ninguno de los implicados.

La víctima ofreció esta información en las dos denuncias que presentó en el verano de 2020 por acoso. En ellas explicó que a partir de 2014 puso a Mario E.G. en contacto con «importantes empresarios y políticos» como «potenciales clientes» de Group Kougar, la empresa pirata de seguridad creada por él. Según se desprende de sus declaraciones, entre ellos figuraban miembros de Vox, lo que llevó a Mario E.G. a participar en un dispositivo de seguridad por la visita a Mallorca del líder nacional del partido, Santiago Abascal, para dar un mitin en Palma el 20 de abril de 2019. La mujer explicó que Kougar utilizó ese día «un vehículo oficial de la Casa Real que se encuentra en Marivent» porque uno de los miembros de Kougar, agente de la Guardia Civil que trabaja en la seguridad del palacio, «tenía acceso a estos vehículos».

Además, explicó que en aquella ocasión los acusados «habían parado el tráfico en la parte de detrás del Auditorium», una práctica que era habitual. «Circulaban por áreas prohibidas y paraban los vehículos en zonas no permitidos valiéndose del vehículo oficial y de las credenciales de la Guardia Civil», contó la mujer.

Según explicó, los servicios prestados para el mitin fueron ofrecidos de forma gratuita por el Group Kougar, que pretendía demostrar «su eficacia» y lograr así que Vox contratara sus servicios de forma oficial. La mujer aportó en una de estas denuncias varios pantallazos de una conversación de Whatsapp con Jorge Campos en la que el que presidente del Vox en Balears le agradece «la seguridad aportada» por Mario E.G. en el mitin.

A preguntas de este diario, Campos negó ayer cualquier vínculo oficial del partido con Kougar. «Nunca hemos contratado este tipo de servicios de seguridad», afirmó. Campos dijo no conocer a Mario E.G. ni a la denunciante del caso. También aseguró que no recuerda los mensajes aportados por esta. Según indicó, «en aquella época muchas personas se ofrecían para colaborar en los traslados» y no descartó que los miembros de Kougar hubieran participado en ellos. En cualquier caso, desvinculó completamente al partido político de las actividades de ese grupo.

En su declaración como detenido el pasado 16 de marzo ante la jueza encargada de investigar el acoso y el espionaje a la mujer, Mario E.G. hizo alusión a su labor en el mitin de Vox en Palma. «Hicimos un servicio de transporte para Santiago Abascal», señaló al ser preguntado por otros operativos de Kougar. El hombre, el único acusado que sigue en prisión provisional, negó en todo momento haber cometido actos ilegales.

Compartir el artículo

stats