Natalia Rodríguez, la madre de Malén Ortiz, ha instado a que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil lleve las riendas en el caso de la desaparición de su hija, de la que se desconoce su paradero desde el 2 de diciembre de 2013. «Reclamo que usen los medios técnicos de los que dispongan, que no eran los mismos que utilizaban cuando desapareció», pidió ayer.

En este sentido, criticó que la participación de este grupo de élite del instituto armado en la búsqueda de su hija se ciñó al establecimiento de perfiles psicológicos. El objetivo era delimitar los posibles sospechosos dentro de su entorno más cercano que pudieran estar relacionados con la desaparición de su hija.

Así, Natalia Rodríguez establece un paralelismo entre la desaparición de su hija con la de Manuela Clavero en la localidad pacense de Monesterio en 2016. La intervención de la UCO tuvo un papel decisivo cuando todo apuntaba a que el caso podría cerrarse sin esclarecerse. «Entonces los agentes de la UCO colocaron un buzón anónimo para que las personas que pudieran saber algo pudieran aportar alguna pista. Alguien dejó un mensaje que condujo a la detención de su presunto asesino», subrayó. La madre de Malén Ortiz insistió que no piensan desistir hasta que el culpable de la desaparición de su hija sea detenido: «Que no piense que vamos a bajar los brazos».

Malén Ortiz: la niña que desapareció en veinte minutos subida en su patinete Video: José Luis Roca