13 de mayo de 2020
13.05.2020
Diario de Mallorca

20.600 denuncias en Baleares durante el estado de alarma

El paso a la fase 1 de la desescalada por la cuarentena de la Covid-19 ha supuesto un acusado descenso con 235 actas

12.05.2020 | 23:53
Familias pasean el pasado fin de semana por las Avenidas de Palma, tras cerrarlas al tráfico.

Desde que se implantó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, debido a la alerta sanitaria por la pandemia del coronavirus, más de 20.600 denuncias, con la consiguiente propuesta de sanción, se han interpuesto en Balears. La inmensa mayoría de estas actas incoadas corresponden a incumplimiento del confinamiento y a que permanecían en la vía pública sin causa justificada.

Durante este lunes, con el paso del archipiélago a la fase uno de la desescalada de la cuarentena, el número de denuncias que han interpuesto los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como las distintas policías locales, ascendieron a 235. Estas cifras suponen un acusado descenso respecto a las actas levantadas en el transcurso de la fase cero. Buena prueba de ello es que solo el pasado fin de semana fueron interpuestas en las islas más de un millar de denuncias.

En el estreno de esta nueva fase, del total de las infracciones detectadas, 75 tuvieron lugar en Palma, 14 en Manacor y ocho en Eivissa. Mientras, en Maó, Ciutadella o Formentera no se registraron denuncias.

La mayor parte de las denuncias interpuestas en el inicio de esta fase de desconfinamiento hacen referencia a no respetar la franja horaria máxima permitida para los paseos. Este límite se estableció la última semana de la fase cero para aliviar el confinamiento.

El propósito de esta diferenciación de los tramos horarios es separar a los deportistas de los paseos de los niños con un adulto. También se les ha aislado de las personas mayores, que son las que presentan un mayor factor de riesgo.

Otro dato significativo durante el estreno de esta nueva fase de desconfinamiento es que no se han producido detenciones. Desde que se implantó el estado de alarma, la mayoría de los arrestos se producen por desobediencia, después de que una misma persona acumule denuncias por incumplir las restricciones de la alerta sanitaria del Covid-19.

Deporte fuera del horario límite


Así, la Policía Local de Palma denunció este pasado lunes a tres personas por practicar deporte fuera de las dos franjas horarias establecidas para ello, entre las seis y las diez de la mañana y desde las ocho de la tarde a las once de la noche.Asimismo a otros 16 ciudadanos se les levantó un acta con propuesta de sanción por pasear fuera del horario establecido para ellos e incumplir, por tanto, el confinamiento.

Por lo que respecta al aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, en el primer día del paso a la fase uno del desconfinamiento registró el lunes la llegada de 520 pasajeros, mientras que otros 444 salieron de Mallorca en los 18 vuelos que operaron ese día, según los datos de la Guardia Civil. Mientras, el aeropuerto de Ibiza recibió 169 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 119 abandonaron la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 58 personas que llegaron y 41 se marcharon de la isla en cuatro vuelos programados.

Respecto a los controles realizados el lunes en las carreteras y otros puntos de la vía pública en Baleares, los agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales identificaron a más de 4.600 personas y 3.000 vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook