19 de agosto de 2019
19.08.2019

El cuerpo de un rumano asesinado fue localizado en las proximidades

El cadáver de Vasile Manole Costica, de 49 años, fue encontrado cerca acuchillado y degollado

19.08.2019 | 02:45

El paraje donde fue encontrado el cadáver de un hombre en avanzado estado de descomposición, en la carretera de Cap Blanc, resultó ayer muy familiar a los investigadores. No hace ni un año, el 29 de octubre de 2018, que el cuerpo de un hombre había sido hallado en un descampado cercano en circunstancias parecidas.

Ante el deteriorado estado en el que se encontraba el cuerpo, las primeras hipótesis apuntaron a que podría tratarse de una muerte natural. Sin embargo, el resultado de la autopsia practicada al día siguiente fue demoledor.

El rumano Vasile Manole Costica, de 49 años, había recibido una brutal paliza antes de ser degollado. A continuación su cuerpo fue trasladado hasta la zona de Cala Pi, donde fue encontrado por un hombre que buscaba setas.

La investigación de los expertos de la Guardia Civil se trasladó hasta un poblado chabolista en Son Rossinyol. Allí se analizó en detalle una infravivienda donde, presuntamente, se había cometido el crimen de la víctima.

El residente en la chabola había abandonado apresuradamente la isla después de que el cadáver fuera encontrado en Cala Pi. Los investigadores habían utilizado en la inspección ocular hasta un perro adiestrado para localizar restos de sangre en la infravivienda.

Las pesquisas condujeron a los expertos de la Policía Judicial de la Guardia Civil hasta Francia. Allí se había huido el sospechoso después de, presuntamente, haber cometido el crimen en Mallorca.

El consabido carácter violento del sospechoso no tardó en salir a la luz en el país galo. Buena prueba de ello es que fue detenido y encarcelado en Niza a primeros de año por haber acuchillado a otro hombre en la ciudad francesa.

Un juzgado de Palma le había comunicado al sospechoso su imputación por el presunto asesinato de Vasile Manole Costica. Antes de extraditarle tendría que saldar sus cuentas pendientes con la justicia francesa. En octubre podría declarar por videoconferencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook