21 de abril de 2019
21.04.2019

Detenido en Cala d'Or con una plantación de marihuana en su casa

La Guardia Civil intervino en el domicilio 91 esquejes, en proceso de secado, para su posterior venta

21.04.2019 | 00:18
Detenido en Cala d'Or con una plantación de marihuana en su casa

El domicilio de un hombre de 31 años en Cala d'Or había sido reconvertido en un invernadero dedicado al monocultivo de marihuana a gran escala para su posterior venta. La Guardia Civil ha detenido al propietario por un presunto delito contra la salud pública y ha intervenido 91 esquejes de cannabis sativa, en proceso de secado, para venderla luego en pequeñas dosis. También han aprehendido los sofisticados aparatos para favorecer el rápido crecimiento de las plantas.

Tras numerosas pesquisas, investigadores de la Guardia Civil del puesto de Santanyí averiguaron que un domicilio de Cala d'Or se había convertido en un gran suministrador de marihuana. Todos los indicios apuntaban a que el sospechoso podría albergar en la vivienda una plantación de grandes dimensiones.

Ante las fundadas sospechas, los agentes del instituto armado solicitaron la correspondiente orden judicial de entrada y registro en domiciliario. Nada más irrumpir en el inmueble, los investigadores constataron que el móvil que dio lugar a las pesquisas estaba plenamente fundado.

En el transcurso del registro, los guardias civiles detectaron que una habitación había sido habilitada para el monocultivo intensivo de marihuana. Esta estancia se encontraba perfectamente preparada para la elaboración de cannabis sativa en todas sus fases.

La plantación abarcaba desde la primera germinación, el crecimiento hasta el proceso de secado de las plantas. La última fase antes de ponerla a la venta a los consumidores.

Para que el proceso de crecimiento se desarrollara en óptimas condiciones y no se viera alterado en ningún momento, el traficante de marihuana se había preocupado de aclimatar correctamente la estancia. De hecho, el sujeto velaba por controlar con minuciosidad el nivel de humedad, la temperatura y la adecuada luz artificial.

Los agentes de la Guardia Civil que irrumpieron en este domicilio de Cala d'Or encontraron 91 esquejes en la última fase de secado. El paso previo a hacer las dosis para su venta. Los efectivos intervinieron los ventiladores, filtros de carbono, focos artificiales y transformadores que utilizaba para su cultivo. Esta actuación se enmarca dentro del plan operativo contra el tráfico minorista y el consumo de droga en lugares y locales de ocio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook