10 de abril de 2019
10.04.2019

La lluvia colapsa la Vía de Cintura y el granizo paraliza el tráfico entre Caimari y Lluc

Un tramo de la carretera vieja entre Binissalem e Inca se ha inundado

10.04.2019 | 10:24
Retención en la carretera de Llucmajor, frente al aeropuerto, por un accidente.

La climatología adversa ha convertido esta mañana la circulación en Mallorca en un calvario. Toda la Vía de Cintura ha estado colapsada en sentido Andratx durante una hora. A este hecho ha habido que sumar la paralización del tráfico entre Caimari y Lluc por granizo y un tramo de la carretera vieja entre Binissalem e Inca inundado.

Entre las ocho y las nueve de la mañana, los 11,5 kilómetros de la Vía de Cintura en sentido Andratx se han convertido en un monumental atasco. El único motivo ha sido la lluvia y la consiguiente afluencia masiva de vehículos, mucho mayor de la habitual. No se ha registrado ningún accidente. No obstante, el colapso ha ido remitiendo a medida que se ha ido alejando la hora punta.

Otro atasco también se ha registrado en la carretera de Llucmajor, en sentido a Palma, frente al Aeropuerto. En esta ocasión el motivo ha sido una colisión por alcance entre dos vehículos en el carril izquierdo de dicha vía. Esta circunstancia ha tenido un efecto multiplicador de las retenciones.

Mientras, entre Caimari y Lluc, en la MA-2130 se ha registrado una importante granizada. Los coches que circulaban en esos instantes por dicha vía no han tenido otra opción que detenerse. La visibilidad ha sido nula durante un buen rato. Una vez que han desaparecido las precipitaciones han podido reanudar la marcha.





Finalmente, un tramo de la MA-13a, la carretera vieja de Inca, ha sufrido una inundación en un tramo comprendido entre Binissalem y la capital de es Raiguer. Bombers de Mallorca han acudido al lugar y han conseguido achicar el agua que anegaba el asfalto.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook