07 de noviembre de 2018
07.11.2018

La mujer del inspector de Policía detenido niega que la haya maltratado

"Tuvimos una discusión elevada de tono y apareció un vecino armado con un cuchillo, y fue mi marido quien llamó al 112"

07.11.2018 | 12:27
La mujer del inspector de Policía detenido niega que la haya maltratado

La mujer del inspector de la Policía Nacional que fue detenido el domingo por la Guardia Civil de Llucmajor por un presunto delito de violencia de género ha negado este miércoles que su marido la haya maltratado nunca. "El domingo por la tarde tuvimos una discusión elevada de tono en la calle y apareció un vecino armado con un cuchillo. Fue mi marido el que llamó entonces al 112 y yo me fui de allí. No hubo nada más".

El oficial de Policía fue detenido por agentes de la Guardia Civil de Llucmajor como presunto autor de un delito de violencia de género. Esa misma noche su mujer acudió a declarar ante la Guardia Civil y, según declara ella misma, negó que hubiera sufrido ningún tipo de maltrato. El hombre pasó la noche en los calabozos y el lunes fue puesto a disposición judicial. La mujer se presentó también esa mañana en el juzgado y reiteró que no había sufrido malos tratos. Tras prestar declaración en uno de los juzgados de violencia sobre la mujer, el oficial de Policía quedó en libertad. El juzgado decretó el sobreseimiento provisional del caso.

"Tuvimos una discusión como tienen muchas parejas", ha explicado esta mañana la mujer. "Y fue mi marido el que llamó al 112 porque apareció un vecino armado con un cuchillo. Yo me marché y se quedó mi marido con el vecino hasta que llegó la Guardia Civil".

La mujer del policía insiste en que "no hubo ningún maltrato, nunca me ha maltratado. Esa noche me llamaron de la Guardia Civil y no puse ninguna denuncia. ¿Usted se cree que si mi marido me hubiera maltratado no le habría denunciado? Mi marido es policía, está muy concienciado contra la violencia de género".

La mujer añade que en la Jefatura no se ha tomado ninguna medida disciplinaria contra su marido. "No se le ha retirado el arma y no se le ha apartado del servicio. De hecho, esta tarde va a trabajar". Fuentes policiales han apuntado, sin embargo, que se está a la espera de recibir todas las diligencias abiertas por la Guardia Civil para enviarlas a la Dirección General en Madrid, que será la que tendrá que decidir si se le impone alguna medida al inspector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook