16 de octubre de 2018
16.10.2018
Emergencia

Un velero de 25 metros encalla en Can Pere Antoni al ser arrastrado por el temporal

El vendaval arrasó varios invernaderos de un vivero y causó daños en otras fincas cercanas entre Vilafranca y Sant Joan

15.10.2018 | 21:58
Un velero de 25 metros encalla en Can Pere Antoni al ser arrastrado por el temporal
Un velero de 25 metros encalla en Can Pere Antoni al ser arrastrado por el temporal
El mal tiempo volvió a causar problemas ayer en Mallorca. Un velero de 25 metros de eslora encalló en la costa de Palma, junto a la playa de Can Pere Antoni, al quedar sin gobierno y ser arrastrado por el oleaje. Sus dos ocupantes resultaron ilesos. El accidente provocó un gran operativo para remolcarlo y una enorme expectación en la zona. En Vilafranca, el vendaval arrasó varios invernaderos de un vivero y causó daños en fincas cercanas.

El yate Sila Sibiri estaba fondeado en la bahía de Palma cuando quedó a la deriva. La embarcación, un velero de dos palos, acabó chocando contra las rocas entre Can Pere Antoni y la Punta del Gas. A bordo iban el capitán y un tripulante, que dieron la voz de alarma hacia las ocho y media de la mañana. Varias patrullas de la Policía Local de Palma, la Policía Portuaria, la Guardia Civil y dos embarcaciones y un helicóptero de Salvamento Marítimo se movilizaron de inmediato.


El velero no pudo ser remolcado. Varios especialistas subieron a bordo para comprobar el estado de la embarcación, pero no pudieron concretar si el casco estaba dañado. Los servicios de emergencias temían que se fuera a pique si lo movían. Así, tras varias horas de trabajos, se decidió esperar a que amaine el temporal y una empresa contratada por el dueño del velero concrete los daños sufridos y lo retire. La nave fue construida en 1997 por la Asociación de Navegantes de Siberia y desde entonces ha recorrido más de 80.000 millas náuticas.

Vendaval en Vilafranca


Un vendaval que algunas fuentes atribuían a un 'cap de fibló' arrasó de madrugada varias fincas agrícolas entre Vilafranca y Sant Joan. Viveros Mora, una empresa dedicada a la producción de plantas ornamentales y flores, se llevó la peor parte. El viento destruyó la mayoría de su cosecha y sus invernaderos. La propietaria, Xisca Mora, afirmó: "Los daños son muy elevados, pero si se hubiera producido con nosotros trabajando dentro habríamos sufrido daños personales seguro". En otras fincas cercanas los daños fueron menores. El vendaval arrancó varios árboles y afectó a algunas paredes.

Una dotación de los Bombers de Mallorca, procedente del parque de Felanitx, revisó la estructura y colaboró en la retirada de varias máquinas del interior de los invernaderos ante el riesgo de colapso de las naves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook