23 de septiembre de 2018
23.09.2018

Siniestralidad en la red viaria de Mallorca: El mapa de la muerte en carretera

La autopista de Llucmajor, con 15 muertos, y la carretera vieja de Sineu y la Alcúdia-Artà, con 10, las más cruentas de la isla

23.09.2018 | 02:45
Siniestralidad en la red viaria de Mallorca: El mapa de la muerte en carretera

¿Cuál es la carretera más peligrosa de Mallorca? Las cifras de víctimas mortales en accidentes de tráfico en la isla durante los últimos cinco años dejan pocas dudas: la autopista de Palma a Llucmajor aparece muy destacada, con quince personas fallecidas desde enero de 2013. En este infausto ranking le siguen dos carreteras secundarias: la carretera vieja de Sineu y la vía que une Alcúdia y Artà, cada una de ellas con diez muertos en el mismo periodo. A continuación aparece el tramo entre Inca y Alcúdia, con nueve víctimas mortales. Le sigue la autopista de Andratx, con siete. Por detrás está la carretera de Llucmajor a Campos, de actualidad por el proyecto de desdoblamiento, en el que han fallecido seis personas, y la autopista de Palma a Inca, con otros seis muertos. En el otro extremo, la Vía de Cintura de Palma, con la mayor densidad de tráfico de la isla, ha registrado solo tres muertes.

A lo largo de los últimos cinco años y medio, desde enero de 2013 hasta la actualidad, han perdido la vida en accidentes de tráfico en Mallorca 221 personas. Un análisis de estos siniestros muestra dos datos relevantes: por un lado, la concentración de siniestros mortales en el núcleo urbano de Palma, con 28 víctimas; por otro, la enorme dispersión del resto de accidentes con fallecidos, desperdigados por la práctica totalidad de la red viaria de la isla.

Palma concentra la mitad de la población de la isla, y con ella la mitad del parque automovilístico. Esta sería la principal explicación de la alta incidencia de accidentes mortales en sus vías urbanas, que incluyen calles con una alta densidad de tráfico y varios polígonos industriales. La mayoría de las 28 personas fallecidas en este periodo en la ciudad eran viandantes que fueron atropellados por vehículos.

El segundo núcleo urbano con más fallecidos en este tiempo es Alcúdia, con cinco víctimas mortales. Esta localidad tiene en la avenida Tucán, por donde entran los vehículos desde la carretera de Inca, un punto negro. Le sigue Manacor, con cuatro fallecidos. Por contra, una gran población como Inca no ha tenido ni un solo accidente mortal en los últimos cinco años.

Las vías más cruentas

En cuanto a las vías interurbanas, la más cruenta de Mallorca en los últimos cinco años y medio ha sido la autopista Palma-Llucmajor (Ma-19). A lo largo de este periodo han perdido la vida quince personas. La elevada mortalidad se explica en parte porque la vía soporta una de las mayores densidades de tráfico de la isla.

Le siguen, con diez fallecidos, dos carreteras convencionales. Por un lado, la Ma-12, que enlaza Alcúdia y Artà siguiendo la costa de la bahía de Alcúdia.Esta vía tiene una gran intensidad de tráfico al tratarse del principal acceso a las principales playas del norte de la isla. Aquí se registró, en agosto de 2016, el peor accidente de los últimos veinte años. Un coche en el que circulaba una familia alemana –un matrimonio de 42 y 43 años y sus dos hijas, de 7 y 10 años– chocó contra una furgoneta cerca de Son Serra de Marina. Murieron los cuatro y el conductor del otro vehículo resultó herido.

La otra vía que acumula diez fallecidos es la carretera vieja de Sineu, uno de los accesos más utilizados para unir Palma con las localidades del centro de la isla. Aquí en abril de 2016 un coche arrolló a dos ciclistas suizos. Fallecieron tanto los dos deportistas como la conductora del vehículo.

En la vía de Inca a Alcúdia, en el que hay un tramo de autovía y otro de carretera convencional, han fallecido en este tiempo nueve personas. Aquí se han producido otros dos accidentes muy graves. En 2014 chocaron frontalmente dos vehículos en el tramo en el que se circula por los dos sentidos, con tres muertos. En 2017 un camión cisterna colisionó contra tres coches, también con tres fallecidos. En la autopista de Inca a Palma han fallecido seis personas, por lo que la cifra total de la vía Ma-13 (Palma-Alcúdia) se eleva a quince muertos.

En la autopista de Andratx han perdido la vida siete personas en estos cinco años. Tres de ellos fallecieron en un accidente ocurrido en abril de 2017, cuando un turismo arrolló a un motorista y volcó en un terraplén. En la carretera de Llucmajor a Campos, en plena controversia actualmente por el proyecto de desdoblamiento de la vía, han muerto seis personas en este periodo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook