30 de enero de 2017
30.01.2017
Tráfico

Un conductor ebrio causa un accidente mortal al saltarse un semáforo en Palma

La furgoneta del acusado, detenido tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, embistió a un coche a las cinco de la madrugada en s'Escorxador - El piloto del turismo, de 37 años, falleció en el acto y su acompañante resultó herida grave

29.01.2017 | 23:12
Un conductor ebrio causa un accidente mortal al saltarse un semáforo en Palma

Un conductor ebrio provocó ayer un accidente mortal en Palma. La furgoneta del acusado se saltó un semáforo en rojo y embistió a un coche en un cruce en s'Escorxador. Los dos vehículos recorrieron varios metros sin control, llevándose por delante una caseta de la ONCE y un semáforo. El hombre que iba al volante del turismo, un colombiano de 37 años identificado como César Enrique D.U., falleció en el acto a consecuencia del brutal impacto. Su acompañante, de la misma nacionalidad y 29 años, resultó herida y fue hospitalizada. Ambos tuvieron que ser rescatados por los bomberos. El conductor que causó el siniestro, un marroquí de 27, dio más del doble de lo permitido en la prueba de alcoholemia y fue detenido por la Policía Local. Los agentes intentan aclarar si, como sospechan, iba además a una velocidad excesiva.

El siniestro ocurrió hacia las cinco y cuarto de la madrugada, explicaron fuentes de los servicios de emergencias. Según la investigación, una furgoneta circulaba por la calle Francesc Suau y al llegar al cruce con Francesc Fiol i Juan no respetó el semáforo en rojo que le obligaba a detenerse. El vehículo se adentró en la intersección y chocó contra un coche. Tras la colisión, los dos automóviles salieron despedidos sin control y se estrellaron contra un semáforo y una cabina de la ONCE.

Varios testigos alertaron a los servicios de emergencias y al lugar acudieron de inmediato patrullas de la Policía Local, ambulancias y dotaciones de los Bombers de Palma. Los dos ocupantes del coche estaban atrapados y uno de ellos, inconsciente. Cuando fueron liberados, los efectivos sanitarios solo pudieron confirmar la muerte del conductor, el colombiano César Enrique D.U., de 37 años. La mujer que iba como copiloto, compatriota suya y de 29, fue trasladada en ambulancia a una clínica de la ciudad. Su estado era grave pero no se temía por su vida. La Policía Local localizó el domicilio del hombre fallecido y activó un psicológico para atender a sus familiares cuando les comunicaran lo ocurrido.

Más del doble de lo permitido

El conductor de la furgoneta, Achraf E.H., marroquí de 27, solo sufrió lesiones leves y fue atendido en el PAC de s'Escorxador. La Policía Local lo sometió a una prueba de alcoholemia cuyo resultado fue positivo. Dio 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el máximo permitido es 0,25.

El joven quedó detenido como autor de un delito contra la seguridad vial y fue trasladado al cuartel de Sant Ferran. Los agentes encargados de la investigación intentan ahora aclarar si el acusado circulaba además a una velocidad muy superior a la permitida cuando se produjo el accidente. Según algunos testigos del siniestro, la furgoneta iba muy rápido cuando se saltó el semáforo en rojo. La Policía Local llevará a cabo un estudio para confirmar esta hipótesis.

Estaba previsto que el sospechoso fuera interrogado sobre el siniestro y puesto a disposición judicial en las próximas horas.

Los bomberos recogieron los restos de la cabina de la ONCE, que quedó completamente destrozada tras el impacto. Ayer por la mañana, lo que quedaba de ella permanecía en una acera, rodeada de vallas, a la espera de que una brigada municipal se la llevara. Un operario reparó el semáforo contra el que también colisionaron los automóviles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas