Con la firme intención de mitigar la tasa de abandono escolar, la OCDE ha presentado una novedosa propuesta que contempla la eliminación del horario intensivo enfocado en las mañanas escolares, proponiendo en su lugar un horario dividido.

En los últimos años, ha habido un debate en los círculos educativos acerca de la dirección que debería tomar la enseñanza en las escuelas de España. En medio de un aumento constante en las tasas de abandono escolar, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha formulado una propuesta con el propósito fundamental de reducir la ausencia de los estudiantes en las aulas.

En este contexto, la OCDE señala que España podría beneficiarse al emular sistemas como los implementados en Dinamarca y Portugal, donde "han adaptado sistemas flexibles de jornada completa para ampliar el tiempo de aprendizaje".

El informe agrega: "España podría valorar la posibilidad de adoptar un enfoque similar por las ventajas que podría aportar, en particular para los alumnos desfavorecidos. Una transición factible exigiría invertir en subvenciones para la alimentación y las infraestructuras escolares y remunerar adecudamente al personal de los centros", concluye el informe.