Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afectados por el volcán de La Palma dan el salto a la política tras un año sin soluciones

Palmeros que perdieron fincas y viviendas se integran en Movimiento Alternativo Electoral (MAE), un nuevo partido que se presentará a las elecciones de mayo

Manifestación de los afectados por el volcán en La Palma. ANDRÉS GUTIÉRREZ TABERNE

Afectados por la erupción de La Palma han decidido dar el salto a la política tras más de un año a la espera de soluciones definitivas para la reconstrucción de la isla que no acaban de llegar. Con el objetivo de hacer valer las demandas de los damnificados por el volcán nace Movimiento Alternativo Electoral (MAE). En él, se han integrado varias de las personas que perdieron sus viviendas y fincas bajo la colada y que hartos de la «inacción» y la «incapacidad» de las administraciones –tanto locales, como insulares y regionales–, han decidido dar un paso al frente y presentarse a las elecciones. 

«Los afectados hemos visto durante todos estos meses que no se están respetando nuestros derechos», asegura Ramón Hernández, que vio sus fincas arrasadas por la lava y que ante el temor de que las soluciones temporales acaben convirtiéndose en definitivas decidió liderar el proyecto de MAE en Los Llanos de Aridane. 

Entre los agravios que enumera Hernández se encuentran la entrega de casas contenedores cuando ya había pasado más de un año desde el inicio de la erupción, los continuos retrasos en el pago de los 30.000 euros de ayuda por parte de la comunidad autónoma para quienes han perdido su primera vivienda o la falta de información con la que se han encontrado los afectados. 

«Los políticos palmeros se han plegado a las decisiones suprainsulares del Gobierno de Canarias y el Ejecutivo central», recalca Hernández, cuando bajo su punto de vista «tenían la posibilidad de haber ofrecido ellos mismos una alternativa». Pero «ni el cabildo ni los ayuntamientos han presentado ningún proyecto y han dejado que los vecinos terminen en contenedores». 

Hernández ratifica que nunca antes había considerado entrar en política pero «ante la incapacidad para buscar soluciones inmediatas que satisfagan a la población» cree que no existe alternativa. Antes de sopesar concurrir de alguna manera a las elecciones, él junto a otros 40 agricultores del Valle de Aridane constituyeron la Asociación de Productores Agrícolas para la Reconstrucción, a través de la que buscaban canalizar sus demandas. «Pero pronto fue evidente que desde las administraciones no se tenía en cuenta ningún tipo de sugerencia», sostiene y se queja de nuevo de la falta de información. «Hemos remitido infinidad de escritos que o bien no se contestan o las respuestas son escasas o no tienen nada que ver». Por lo que afirma: «el paso lógico era la política». 

La formación quiere concurrir en Los Llanos y presentarse al Cabildo y al Parlamento canario

decoration

Así comenzó a fraguarse la idea de crear un nuevo partido político. Un proceso en el que este proyecto se encontró con la agrupación de electores Villa de Mazo, que ya se había presentado a las elecciones de 2019 en este municipio palmero –obteniendo el 20% de los votos– y que buscaba crecer para presentarse también en otras localidades de LaPalma. De esta manera, decidieron unir fuerzas y así el pasado mes de octubre nació MAE. La formación tiene el objetivo de presentar candidaturas no solo en Mazo o Los Llanos de Aridane sino en más municipios de la isla, así como al Cabildo palmero y el Parlamento de Canarias. Aunque sus promotores aseguran que la concurrencia en todas estas administraciones no está garantizada, al menos en las elecciones de este año, aseguran que MAE es un proyecto político «a largo plazo»y que esperan conseguirlo si no es ahora más adelante.

Aunque los problemas derivados de la erupción y las labores de reconstrucción van a ser uno de los ejes del proyecto, Hernández recalca que no es «una rabieta de los afectados», y que también tendrán el foco puesto en otros muchos problemas que sufre la isla. 

Julián Delgado, concejal de MAE en Mazo y presidente de la formación, detalla que el germen del proyecto nació hace cuatro años en la Villa con el objetivo de «poner a los ciudadanos en el centro» y de recabar sus necesidades para tratar de resolverlas «de forma profesional». Con este enfoque asegura que han ido logrando sumar a la iniciativa «a personas de diferentes ideologías y ocupaciones que con sus capacidades profesionales deseaban aportar las soluciones más oportunas para los problemas de la gente en La Palma». 

Para su expansión fuera del municipio quieren seguir la misma estrategia. «Nos estamos reuniendo con diferentes colectivos para tener una radiografía y cuando la tengamos presentaremos un borrador con nuestras propuestas que serán consensuadas con ellos», recalca. 

El colectivo asegura que no son «una rabieta» de los damnificados sino una alternativa

decoration

La intención es atajar diferentes problemáticas que ven en La Palma como la falta de vivienda, las dificultades del sector agrícola o la pérdida de población. Aspectos que la crisis volcánica no ha hecho sino agravar. «Cuando hablamos con afectados vemos cómo hay lentitud, promesas incumplidas y desaciertos», insiste Delgado y critica que, por ejemplo, no se haya puesto «ni un bloque» de viviendas de protección oficial aprovechando el decreto de emergencia. «Nosotros venimos a resolver problemas estructurales de la isla y también los que sufren los damnificados», recalca.  

Por su parte, Ramón Hernández señala que respecto al municipio de Los Llanos, el colectivo no es ajeno a las carencias que la localidad sufre desde hace mucho. «Lleva paralizado mucho tiempo, el plan urbanístico es de 1987 y realizar allí una inversión es muy complicado». Una situación a la que si se le suma la tragedia del volcán hace que «no podamos mirar para otro lado». «Los Llanos no puede permitirse el lujo de perder habitantes y su relevancia económica dentro de la isla», concluyó. 

Por eso, la formación propone un plan de acción para fomentar el empleo a través de la reconstrucción de todo lo que quedó arrasado por la lava. Habilitar las comunicaciones terrestres necesarias para la recuperación de los terrenos que han quedado aislados, así como fomentar la recuperación de la agricultura, la industria y el turismo. En definitiva: recuperar «la prosperidad, forma de vida y rentas» de quienes las perdieron por la erupción para que los beneficios de la reconstrucción «permeen en todos los sectores de la sociedad».  

Compartir el artículo

stats