50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gestión del tiempo

El fin del cambio de hora vuelve a la agenda europea

Un grupo de expertos plantea al Consejo de Estado de la UE un plan de transición para adoptar definitivamente el horario de invierno | Motivos de salud y de ahorro energético hacen "urgente" eliminar ya esta práctica, subraya Ariadna Güell, una de las impulsoras de la propuesta

La irrupción de la pandemia aparcó el debate del cambio de hora en el seo de la UE. Shutterstock

Quedan apenas unos días para que España y otros países europeos procedan al cambio de hora para pasar del horario de verano al de invierno. Coincidiendo con este momento, un grupo de expertos quiere que el Consejo de Estado de la Unión Europea recupere y ejecute el proyecto de acabar con el cambio de hora, algo a lo que la Comisión Europea y el Parlamento Europeo ya se comprometió en 2019 pero que la irrupción de la pandemia dejó apartado de la agenda de los gobiernos. Para reactivar el proyecto y facilitar su puesta en marcha, un grupo de expertos ha elaborado un plan de transición para acabar con los cambios de hora y establecer zonas horarias naturales de forma permanente en Europa. La propuesta la presentarán oficialmente este lunes en el marco de la conferencia Barcelona Use of Time Week, que reflexiona sobre el uso del tiempo y la reforma horaria.

La idea es que cada país adopte durante todo el año la hora que le corresponde según el mapa de 24 franjas horarias en las que está dividida el planeta. Esa es la que se considera la "hora natural" o "hora solar" de cada país. Y, para dejarlo claro en el vocabulario a pie de calle, se trata de quedarnos con lo que llamamos horario de invierno. Para hacerlo, los expertos proponen un plan de dos pasos.

Plan en dos fases

En una primera fase, todos los países de la UE eliminarían el cambio de hora en primavera y mantendrían la hora que usan en invierno. Aquellos países cuya zona horaria recomendada ya sea su hora estándar actual, no necesitarán realizar más pasos.

En una segunda fase, aquellos países en los que, tras ejecutar la primera fase, su zona horaria recomendada aunque no sea su hora estándar (caso de España, Portugal, Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo y Países Bajos), retrocederán sus relojes por última vez en otoño, para poder adoptar su zona horaria recomendada como nueva hora estándard.

Los expertos esgrimen motivos de salud y de ahorro energético para subrayar la "urgencia" de que los gobiernos de la UE vuelvan a poner sobre la mesa este asunto y pacten una fecha de inicio. "Quizás hacerlo en 2023 sea complicado porque lo de ha debatir el Consejo de Estado y en estos momentos no lo tiene en la agenda, pero si los países tienen voluntad, se podría aplicar en 2024. La decisión está en manos del Consejo de Estado", señala Ariadna Güell, una de las expertas impulsoras del plan de transición. La voluntad de estos expertos con esta propuesta es la de presionar para que la UE reactive el tema y facilitar una "propuesta clara" que facilite la ejecución de la medida. "Los estados tienen que ponerse de acuerdo. El tema es fácil, es cuestión de decidir cuándo se pone fin al cambio de hora", remacha Marta Junqué, co-coordinadora de la Barcelona Time Use Initiative for a Healthy Society.

Relojes internos

En términos de salud, los expertos subrayan que el desfase y desalineación de los relojes internos aumenta la privación de sueño y el llamado ‘jetlag social’ en la mayoría de la población, lo cual se asocia con efectos negativos significativos en la salud humana, la economía y la seguridad, tal como lo demuestra una gran cantidad de publicaciones científicas. En cuanto al ahorro energético, señalan que algunos estudios han llegado a demostrar que el cambio de hora aumenta el gasto energético.

Entre los autores del plan de transición, figuran cronobiólogos de renombre como Till Roenneberg, Martha Merrow y Erik Herzog, así como organizaciones claves en su ámbito que abogan por zonas horarias saludables, por ejemplo, la International Alliance for Natural Time (Alianza Internacional para establecer un horario natural), la European Biological Rhythms Society (Sociedad Europea de Ritmos Biológicos) y la European Medical Association (Asociación Médica Europea).

Compartir el artículo

stats