Han protagonizado cientos de horas de televisión y decenas de portadas en revistas de corazón. Antonio David Flores y Marta Riesco se han convertido en poco tiempo en una de las parejas más famosas del mundo del corazón y han visitado este fin de semana Mallorca, invitados por su anfitrión, el empresario Bruno da Silva y su mujer, Tracey. La pareja afirmó ayer tarde que se marcha de la isla con un recuerdo muy agradable y, sobre todo, agradecida por el trato recibido de la gente con la que han estado.

Pese a que Antonio David y Marta llevan varios meses de relación, nunca habían viajado juntos. Y han decidido que su primer viaje sea a Mallorca. Ayer se les vio con mucha complicidad, pendientes en todo momento uno del otro. Y atendieron a todos los que los reconocieron por la calle y quisieron hacerse una foto con ellos.

Unas turistas quisieron fotografiarse con ellos. | J.F.M.

La periodista de Tele 5, que trabajaba en El programa de Ana Rosa y en Ya son las ocho, confesó que era la segunda vez que viajaba a Mallorca, aunque la primera era muy pequeña y apenas se acuerda. Ahora, sin embargo, se lleva de estos tres días en la isla un «recuerdo inmejorable. Nos han tratado muy bien, la gente ha sido muy amable con nosotros».

La famosa pareja, junto a su anfitrión. | J.F.M.

Antonio David Flores, después de pasar varios meses complicados por la emisión de la docuserie que protagonizó su exmujer, Rocío Carrasco, aseguró que la gente se muestra muy solidaria con él y que agradece todas estas muestras de apoyo. A diferencia de su pareja, Marta, Antonio David Flores conoce muy bien la isla, porque tiene familia en Calvià, y afirma que cada vez que se marcha lo único que piensa es en regresar porque se siente muy a gusto y muy bien tratado en Mallorca. Es imposible que una pareja tan conocida y popular pase desapercibida cuando pasea por la calle o entra en algún local. Esta situación la asumen y agradecen las muestras de cariño que les mostró la gente. Pero al menos durante estas cortas, pero intensas vacaciones, no se han visto perseguidos por las cámaras de televisión. Marta Riesco y Antonio David Flores pasaron la jornada de ayer en la zona de la Platja de Palma. Almorzaron en el restaurante Alfaro y más tarde acudieron a la Marina, donde regresaron por la noche a cenar. La pareja afirmó que se siente muy a gusto y ambos coinciden en que su amor, a pesar de las dificultades que han tenido que sufrir y superar, es muy profundo. Su anfitrión les propuso que contrajeran matrimonio en Mallorca, oferta que Marta Riesco no descartó.

Lo que sí se comprometieron es a volver pronto a la isla.