Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis grupos electrógenos en Tabarca para garantizar el suministro eléctrico en Semana Santa

Un helicóptero militar traslada a la isla el último generador, de 325 kilovoltioamperios, desde el cuartel de Rabasa, hasta donde lo llevó Iberdrola. La compañía detecta, a través de buceadores, la avería en el cable submarino a un kilómetro de la isla

La UME lleva un último generador más grande a Tabarca.

Seis grupos electrógenos en Tabarca para que todos los vecinos de la isla tengan servicio eléctrico en Semana Santa, en la que además se prevé un aumento de la población, tras el apagón a causa del temporal que dejó a la isla dos días sin luz ni agua, que se bombea, por una avería en el cable submarino. El último y más grande lo llevó a última hora de este jueves a la isla un helicóptero militar de transporte pesado. El sexto grupo electrógeno, de 325 kilovoltioamperios, es "el más potente", según Iberdrola, que llevó el aparato al cuartel de Rabasa para su traslado por aire a la isla. Otros dos llegaron por barco.

La compañía informa de que, a través de su empresa distribuidora i-DE, continúa con el operativo para reforzar el suministro eléctrico de Tabarca de cara a la Semana Santa tras la incidencia ocurrida el pasado lunes en la línea submarina de media tensión que suministra energía a la isla. Iberdrola destaca la colaboración del Ejército para llevar mediante un helicóptero de gran capacidad hasta Tabarca un grupo electrógeno de mayor potencia (325 kilovoltioamperios -kVA-) que, debido a su excesivo peso complicaba el transporte por barco debido al calado del Puerto de la isla.

Este grupo se suma a los otros cinco generadores de aproximadamente 100 kVA que la compañía ha trasladado desde el miércoles en barco cuando remitió el temporal marítimo. De esta forma se consigue dotar a la isla de Tabarca de potencia suficiente para el normal funcionamiento y poder afrontar la temporada turística de Semana Santa.

Avería a un kilómetro de la costa

Paralelamente, Iberdrola explica que ha iniciado esta mañana, a través de especialistas de una empresa de buceo, los trabajos de localización del punto exacto en el que se encuentra la avería del cableado submarino, a aproximadamente un kilómetro de distancia de la isla. Una vez determinada la causa, se procederá a estudiar y evaluar el proceso de reparación de la línea.

La empresa ha empleado durante estos días a más de 30 operarios entre empleados de Iberdrola y de empresas colaboradoras para recuperar y garantizar el suministro eléctrico a de Tabarca.

Un operario de Iberdrola con una vecina de Tabarca, esta tarde.

El Ayuntamiento de Alicante informa de que, de forma conjunta con Iberdrola y la Subdelegación de Gobierno, han coordinado el dispositivo organizado para restablecer la luz y al agua en la isla de Tabarca con el traslado de la citada media docena grupos electrógenos, "que van a garantizar el suministro de la luz y el agua hasta que pueda ser reparado el cable submarino por Iberdrola".

El Ayuntamiento y la Subdelegación realizaron a su vez las gestiones para el traslado de un generador de mayor dimensión y potencia a través de la Unidad Militar de Emergencias -UME-. Los efectivos de la UME en la tarde de ayer jueves colaboraron con el dispositivo y trasladaron a la isla un generador "que garantiza el fluido eléctrico a los vecinos". La compañía ya trabaja en las tareas de reparación del cableado.

Llegada de grupos electrógenos a Tabarca tras dos días sin luz.

Dos días sin luz ni agua

La isla de Tabarca empezó a recuperar a mediodía de este miércoles el suministro de electricidad tras dos días sin agua ni luz a causa del temporal, según informó la compañía Iberdrola. Sin embargo, los vecinos aseguraron que la electricidad empezó a recuperarse por fases, aunque sí se quedó restablecido el servicio de agua.

La llegada de los últimos grupos electrógenos a la isla para paliar sus problemas de electricidad.

Este lunes, sobre las 9 de la mañana, se fue la electricidad de la isla, quedando inutilizado el depósito en la playa que bombea el agua al pueblo y que funciona con energía eléctrica. Una situación que impidió a los cerca de 60 vecinos durante dos días hacerse un café, guisar, poder ducharse y recargar las baterías de los móviles. Al mejorar el estado del bar, Iberdrola trasladó en barco varios grupos electrógenos para evitar incidencias en Semana Santa.

El helicóptero militar que ha trasladado el generador.

En un comunicado, la compañía explicó que en la mañana del lunes, la distribuidora del grupo Iberdrola detectó una incidencia en la red de alimentación eléctrica a Tabarca. Tras realizar las maniobras oportunas de localización de la avería "se descubrió que la incidencia estaba entre Santa Pola y la isla. Para continuar con los trabajos de localización la compañía necesitaba maniobrar en las instalaciones eléctricas de la isla pero, debido al temporal marítimo que se estaba produciendo en ese momento, fue imposible que los operarios accedieran en barco".

En el citado comunicado, indicaron que "se gestionó el martes por la mañana la contratación de un helicóptero para poder acceder a la isla ya que continuaba el temporal marítimo y trasladó a tres operarios que, una vez allí, pudieron confirmar que la avería se encuentra localizada en el cable submarino a aproximadamente 500 metros de la isla, pero el mal tiempo impidió que se pudiera llevar grupos electrógenos por mar ya que, debido al elevado peso de los mismos, no era posible su traslado en helicóptero". El miércoles, una vez que amainó el temporal marítimo, la compañía pudo transportar por barco dos grupos electrógenos y siete operarios y empezó a reponer el suministro eléctrico en la isla sobre las 13 horas, aunque el suministro se fue recuperando por fases.

Ante la llegada de la Semana Santa, la empresa distribuidora se comprometió a seguir aumentando los recursos en Tabarca, con varios transformadores para la adecuada explotación ordinaria de la red eléctrica de la isla hasta que se pueda solucionar la avería del cable subterráneo. La compañía afirma que se ha puesto en contacto con los clientes de la isla afectados (aproximadamente 60) a través de mensajes SMS, así como con el Ayuntamiento de Alicante, para mantenerles informados de la evolución de la incidencia y de las medidas que se han ido tomando para reponer el suministro.

El temporal de mar impidió durante dos días que llegasen barcos para proceder a la reparación de la avería, explicaron residentes en la isla, que denuncian la falta de servicios fuera de la temporada alta turística para quienes viven allí todo el año.

La presidenta de la asociación de vecinos, Carmen Martí, señalaba que en Tabarca "estamos viviendo una situación bastante especial dada la gravedad de estar en una isla aislados por el temporal de mar y viento, sin agua y sin luz, con lo que esto conlleva en días de tanto frío. El lunes no pudieron venir los técnicos porque no podía ir ningún barco y tras más de 24 horas con los vecinos sin servicio han podido acceder los técnicos de Iberdrola en helicóptero y han intentado subsanar la avería pero no han podido porque no está en Tabarca ni en Santa Pola, que es desde donde se abastece el cable submarino. Está en el mar, no saben exactamente dónde, así que la avería va para largo", señalaba este martes la representante vecinal.

El helicóptero que trasladó este martes a técnicos de Iberdrola a Tabarca para reparar la avería.

Según apuntó, las autoridades decidieron activar el plan de emergencias de la Comunidad Valenciana y el miércoles enviaron grupos electrógenos para dar servicio a la isla. "Desde Iberdrola nos han dicho que traerán los que hagan falta para dar servicio a todos los vecinos", añadió Martí, que cifra en unas sesenta las personas que se encuentran ahora mismo en la isla.

"La luz se fue el lunes a las 9 de la mañana y con ello el agua. Todo el día estuvimos esperando a que se reparase la avería. No teníamos agua para beber ni para cocinar, los congeladores tampoco van y los teléfonos no se pueden recargar. Todo por el mismo precio, son cosas inauditas que ocurren en la isla y que afectan a quienes pretendemos vivir aquí", denunciaba en los primeros momentos del apagón uno de los afectados, Juan Luis Gallego, crítico con que el Ayuntamiento de Alicante gaste dinero "en poner adelfas en la plaza" para realzar la isla como escaparate mientras en cambio se mantienen problemas del siglo pasado.

"No tenemos agua para beber ni para cocinar, los congeladores tampoco van y los teléfonos no se pueden recargar. Todo por el mismo precio, son cosas inauditas que ocurren en la isla y que afectan a quienes pretendemos vivir aquí"

Juan Luis Gallego - Vecino de Tabarca

decoration

Según explicó Gallego, en la isla el agua es bombeada al pueblo desde un depósito que hay en la playa por lo que depende de la electricidad; y al no haber luz no puede ejercer esta función. "Tendrían que haber puesto un grupo electrógeno porque cuando pasa no se puede guisar, ni siquiera hacer un café", abundaba este vecino, que cree que cuando hay un poco de mar y no existe demanda de viajeros de Santa Pola se quedan dejados de la mano de Dios.

El mar desde la isla de Tabarca. / JUANI HERNÁNDEZ

Los vecinos reclaman unos servicios mínimos todo el año para la isla, como una lancha preparada para la evacuación en caso de que enferme algún vecino, "si no pueden venir a arreglar la luz imagínate si nos ponemos enfermos", apuntaba Gallego. Aunque en verano son miles los que visitan Tabarca, en invierno y temporada baja residen allí unos sesenta, que aumentarán durante las vacaciones de Semana Santa.

Compartir el artículo

stats