Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estudian realizar la salida de Lluc a Peu en fila india

El Grup Güell advierte de que aplicará «mano dura» para hacer cumplir la norma y evitar aglomeraciones

La salida de la Marxa des Güell a Lluc a Peu en 2019 Guillem Bosch

La Marxa des Güell a Lluc a Peu del próximo 7 de agosto puede que empiece «en fila india» con el fin de evitar así que se produzcan las temidas aglomeraciones en la salida. Los organizadores están estudiando diferentes opciones, como también «salir por fases o con varias filas», aunque lo único que tiene claro el Grup Güell es que «habrá que esperar hasta el último momento» las medidas que determine la conselleria de Salud del Govern.

El aumento de la incidencia de casos por covid ha restringido a un máximo de 2.500 personas el aforo exterior en eventos socioculturales, según publicó este jueves el BOIB, por lo que si la plaza Güell de Palma congrega a más asistentes, «los voluntarios vigilarán para que se cumpla la normativa de forma estricta», tal como afirmó el presidente de la entidad, Francisco Bauzá, en referencia a que no permitirán que estén todos al mismo tiempo en la citada plaza.

Confían en superar dicha cifra, pero no quieren ningún problema ni contagio, de ahí que Bauzá no dudase al decir que «se aplicará mano dura. Estamos preparados. Si vienen jóvenes con ganas de juerga, les detendrán enseguida», advirtió. Además, se plantean el uso obligatorio de la mascarilla en el momento de la salida, aunque se mantenga la distancia, y tanto la Guardia Civil como los agentes de la Policía Local de los pueblos participantes «controlarán que no haya ninguna persona andando por la carretera antes de la salida oficial», añadió. En el recorrido, Protección Civil se encargará del cumplimiento de las normas.

Sobre la campaña de recogida de alimentos que presentó, Bauzá detalló que por el momento han conseguido 42.000 kilos, más del doble que el año pasado, cuando Lluc a Peu no se celebró debido a la pandemia. La donación de esta comida se realizará durante la misa que se celebrará después de la llegada de todos los marxaires al Santuario de la Serra. Desde allí se repartirá entre las parroquias con los feligreses más necesitados económicamente, según detalló el prior, Mariano Gastalver.

Compartir el artículo

stats