03 de junio de 2010
03.06.2010
Cómic

Pere Joan y Sonia Pulido se baten en ´Duelo de caracoles´

El álbum, "una celebración de la amistad", es una obra "intimista y luminosa" que provoca una "lectura con sonrisa", asegura el guionista

03.06.2010 | 08:30
Guión de Pere Joan y dibujo de Sonia Pulido.
En su segunda colaboración –la primera fue hace ya un tiempo para la desaparecida revista Nosotros somos los muertos–, Pere Joan (Palma, 1956) y Sonia Pulido (Barcelona, 1973) han conseguido uno de los álbumes del año, Duelo de caracoles (Editorial Sins entido), que ya deslumbró en el último Salón del Cómic de Barcelona. La historieta, ya a la venta, se presenta hoy en Es Baluard (20 horas) y mañana en el Hotel Mar i Vent de Banyalbufar (20.15), con tapa de caragoles y copa de vino incluida.
Fue Sonia Pulido quien hará "unos siete años" le pidió a Pere Joan que se metiera en la piel de guionista para sus dibujos. Éste aceptó, movido por "la extensa gama de recursos gráficos" que posee una autora que ha querido dar importancia "a la poesía visual". El resultado fue una obra "intimista y luminosa", con el campo y el mar como escenario, que pretende ser "una celebración de la amistad".
"Puse el listón un poco alto, ya que eran ideas difíciles de materializar gráficamente, pero Sonia lo superó con nota", asegura una de las firmas más respetadas de la historieta.
A través de las páginas de Duelo de caracoles, el lector vivirá una comida entre amigos y participará de conversaciones relajadas en un día de otoño, "entre lo divino y lo humano", apunta Pere Joan. "Es un guión muy mío, porque se sienten las voces interiores de los personajes, reflexiones hechas con una copa de vino en la mano, que es cuando se agudiza el ingenio y se disparan las ideas; en definitiva, una suma de fragmentos de la vida, algunos vividos y otros imaginados".
Su estética está situada en los años 50 y 60, aunque tiene "un aire de intemporalidad interesante". Y es un libro que pude gustar a cualquiera, "no solo a los comiqueros", indica Pere Joan. "Yo lo veo como una canción, como un poemario que puedes leer fragmento a fragmento. Hay quien me ha dicho que lo ha leído sonriendo. Hay humor, pero un humor distendido".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!