Fútbol

Real Mallorca: Primer examen sin Muriqi

Los bermellones ponen a prueba hoy en Son Moix su fiabilidad ante el imprevisible Sevilla sin su gran estrella, expulsado en Elche - Ángel o Abdón sustituirán al delantero kosovar frente a un adversario que llega a la isla en puestos de descenso

Raíllo, que jugará su partido 200, junto a Baba en Elche.

Raíllo, que jugará su partido 200, junto a Baba en Elche. / rcdmallorca

Sebastià Adrover

Sebastià Adrover

El Mallorca pone hoy a prueba su fiabilidad sin Muriqi. Toda una incógnita en un día que, tarde o temprano, tenía que llegar. Jugar sin su gran estrella, mucho más que un delantero para el equipo, es un gran reto, sobre todo si se enfrenta a un Sevilla imprevisible tras la llegada de Jorge Sampaoli a su banquillo. 

La sanción de dos partidos al ariete kosovar por su expulsión en Elche representa una oportunidad para demostrar que el manual de Javier Aguirre no depende tanto de la influencia en el juego del ariete internacional. Ángel o Abdón, tal y como desveló ayer el propio técnico, serán su sustituto en el ataque, una fabulosa ocasión para reivindicarse. Con la baja de los lesionados Jaume Costa, Kadewere, Llabrés y Greif, todo apunta a que el resto serán los de casi siempre, con Rajkovic en la portería, y Maffeo y Cufré en los laterales. Raíllo, Valjent y Copete serán los tres centrales, mientras que Baba, Galarreta y Antonio Sánchez ocuparán el centro del campo, con Kang In Lee y el tinerfeño o el artanenc como jugadores más adelantados.

El Mallorca busca el triunfo tras empatar en el Martínez Valero para coger aire. Eso le mantendría con cierto margen sobre el descenso antes de que el calendario se empine todavía más, con Real Sociedad y Valencia en el horizonte. Los rojillos se miden a un adversario con el ánimo alto por la buena imagen ofrecida en la ‘Champions’ (1-1 en el campo del Dortmund alemán) tras el desembarco de Sampaoli, que sustituyó al despedido Julen Lopetegui. Suena a anécdota que llegue a la isla en puestos de descenso, pero eso también refleja que su inicio ha sido malo, con muchas cosas por mejorar. Por eso el Mallorca deberá incomodarle, concederle pocas opciones y jugar con las líneas muy juntas, para que los Isco, Papu Gómez y compañía no encuentren espacios. Sin Muriqi, Kang In Lee deberá también dar un paso adelante para que los suyos sean capaces de morder a un rival que, por nombres, infunde mucho respeto, aunque en este arranque haya estado tan mal.

La mejoría del conjunto sevillista en el feudo del potente Borussia Dortmund, tanto en la organización del equipo como en el juego, más vertical, y en la psicología de sus futbolistas, fue evidente. En el estreno del preparador argentino igualó ante el Athletic en el Pizjuán (1-1), por lo que ambos empates llegaron después de cuatro encuentros sin ganar. 

Para la visita a los mallorquinistas, Sampaoli repitió la convocatoria para Dortmund con la entrada de Óliver Torres, su máximo goleador con tres tantos y que no fue inscrito para Europa, y podría volver a una zaga de cuatro con Montiel, Nianzou -que brilló en Alemania- y los brasileños Marcao, disponible pese a sus molestias después de dos partidos seguidos tras mucho tiempo inactivo, y Alex Telles en la izquierda. Isco Alarcón, el propio Óliver Torres y Papu Gómez o Erik Lamela ocuparán el centro del campo, por delante del serbio Gudelj y Jordán, con Kasper Dolberg en punta salvo si sigue apostando por En-Nesyri. 

Se quedaron sin viajar a Palma el mediocentro Fernando Reges, por una enfermedad vírica; el central Karim Rekik, con una rotura fibrilar; y el extremo Tecatito, que se recupera de una fractura de peroné y rotura de ligamentos del tobillo izquierdo. A pesar de estas bajas, el Mallorca afronta un duro examen que aspira a aprobar con buena nota.

Suscríbete para seguir leyendo