Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Real Mallorca: Un estreno con alicientes

Los bermellones debutan hoy en un Son Moix reformado parcialmente con la intención de tumbar a un Betis que asusta a pesar de que llega a la isla con once bajas - Aguirre repetirá el equipo que empató en San Mamés, con Rajkovic y Copete

Antonio Sánchez pasa el balón durante el entrenamiento del jueves en Son Moix. RCD Mallorca

Cualquier debut en casa siempre está lleno de alicientes, pero lo que vivirá esta tarde el Mallorca y su afición en el encuentro ante el Betis va todavía más lejos. Si el empate logrado en San Mamés en el estreno liguero de la pasada jornada ante el Athletic (0-0) ha calmado los típicos nervios de cada inicio de curso, la atención se centra en varios frentes. El más importante es si el grupo de Javier Aguirre será capaz de tumbar a un adversario de postín, que aspira a meterse en la Liga de Campeones y que empezó barriendo al Elche (3-0). 

Pero hay mucho más. Porque la llamada Tribuna Este, tal y como denominan ahora a Sol, presumiblemente se va a llenar para disfrutar de su remodelación. Los mallorquinistas que estén en su parte inferior estarán mucho más cerca de los protagonistas ya que no hay rastro de la pista de atletismo, y se ubicarán en asientos nuevos después de haber accedido por unos tornos más modernos. Es la culminación de la primera fase, a falta de que se coloque la cubierta, que le cambiará la cara al estadio por completo en enero de 2024.

Y desde ahí podrán observar el estreno de Rajkovic, el gran héroe del duelo en Bilbao y reencontrarse con Muriqi, un ídolo total tras colaborar de forma decisiva en la salvación el pasado curso. También jugará sus primeros minutos en Son Moix el central Copete, llegado este verano procedente de la Ponferradina. 

Todo apunta a que Aguirre no va a cambiar nada del 5-4-1, o 5-3-2 con el que ha trabajado durante la pretemporada y en el primer partido liguero, con los mismos once jugadores, a pesar de que recupera a Ángel. El canterano Llabrés también estará en una lista en la que no figurarán los lesionados Galarreta, Greif y Amath. Eso significa que Kang In Lee, Grenier y Battaglia poblarán el centro del campo junto a Dani Rodríguez para tratar de surtir balones al ariete kosovar. Atrás, junto al propio Rajkovic y Copete, estarán Maffeo, Valjent, Raíllo y Jaume Costa.

Este equipo tendrá un ilustre aficionado más en la grada, otra de las atracciones, como el nueve veces campeón de la NBA, Steve Kerr, que está en la isla invitado por el presidente Andy Kohlberg. 

El problema es que esta fiesta es de las que infunde respeto. El Betis, muy condicionado por tener superado el límite salarial que impone LaLiga, llega a la isla con la ambición de seguir la buena senda tras noquear al Elche en la anterior jornada. El chileno Manuel Pellegrini sólo dispone de diecisiete jugadores para el encuentro, con apenas una quincena del primer equipo y canteranos como el lateral Fran Delgado y los centrocampistas Rodri Sánchez y Rober González. Los dos últimos parece que se disputarán un puesto en el once. Todo ello es consecuencia de las numerosas bajas que tiene el Betis, ya sea por lesiones o por la imposibilidad, por el momento, de inscribir a hasta siete jugadores por tener rebasado el tope salarial, aunque el club negocia con LaLiga una posible solución al problema económico con distintas alternativas.

Ausencias

Con estos condicionantes, el Betis tiene once bajas: cinco por lesión (Montoya, el francés Sabaly, Víctor Ruiz, Sergio Canales y Camarasa, igualmente aún no inscrito) y seis por no haber podido ser formalizadas todavía sus fichas ante LaLiga. 

En este último grupo, además de Camarasa, están sus tres fichajes brasileños, el central Luiz Felipe, el extremo Luiz Henrique y el delantero Willian José -que ya estuvo cedido la pasada campaña-, y cuatro jugadores importantes que han sido renovados: el meta chileno Claudio Bravo y los centrocampistas Joaquín y Guardado. Aun así, los Borja Iglesias, Juanmi Jiménez -autor de un doblete frente a los ilicitanos-, Fekir y compañía asustan de verdad. El Mallorca tendrá que atarles para tener opciones de éxito.

Compartir el artículo

stats