Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

Jorge Molina sonroja al Mallorca en Granada (4-1)

El veterano delantero del Granada destroza la endeble zaga bermellona anotando un triplete en el último partido del año - El equipo de Luis García, que igualó la contienda en la primera parte gracias a un tanto de Dani Rodríguez, baja los brazos en el descuento y se deja arrollar por el conjunto nazarí, que se coloca a un solo punto

Kubo conduce el esférico ante la presión de Antonio Puertas.

Con 39 años y 241 días Jorge Molina se bastó y se sobró para ruborizar al Mallorca. El experimentado delantero del Granada tiró de veteranía y de olfato goleador para sonrojar a la zaga bermellona y convertirse en el jugador más longevo de la Liga en anotar un triplete en Primera División. Pero es que a la fiesta del ariete de Alcoy se autoinvitó, sin que nadie le llamara, Antonio Puertas. El almeriense redondeó el marcador en el 94 para delirio del Nuevo los Cármenes (4-1), ante un Mallorca cuyos jugadores estaban ya más preocupados de abrir el turrón que de sacar algo positivo del último partido del año. 

El Granada le hizo un favorazo a Luis García, quien con el vídeo del partido que se disputó ayer en tierras andaluzas podrá personarse en la planta noble de Son Moix y acreditar las necesidades que tiene el equipo. El Mallorca hace aguas en defensa si Sedlar debe mediar y tiene muy pocos argumentos en ataque si su intención, que por el momento no han dicho lo contrario, es salvar la categoría. Ortells tiene deberes en el mercado y el Granada le dejó claro dónde debe buscar los refuerzos. 

El equipo cayó de manera justa, aunque también es cierto que en el 89 Fer Niño falló una clarísima, cuando solo tenía que empujarla, con el 2 a 1 todavía en el luminoso. A partir de ahí el equipo desapareció, se subió al autocar y empezó a pensar ya en la semana de vacaciones por el parón de las fiestas. El más irritado era Luis García, quien supo ocultar su enfado en rueda de prensa, pero no dentro del vestuario. 

Ayer fue la segunda vez en esta temporada que el preparador madrileño apostaba por alinear de inicio a la ‘conexión asiática’ del vestuario. La última vez que Take Kubo y Kang In Lee jugaron de titulares un encuentro fue ante el Real Madrid y todos recordarán cómo acabó la cosa. 

En Granada quedó patente que todavía hay mucho que entrenar para que ambos futbolistas puedan jugar juntos. Pese a la indiscutible calidad de ambos, con su presencia el equipo pierde cuerpo, fuelle y consistencia. Kubo empequeñeció a un Kang In Lee desconocido, quien se convirtió en la primera sustitución de Luis García. Además el técnico tiró de lógica, por llamarlo de alguna forma, en la zaga para cubrir la baja de Russo dando entrada a Sedlar. El Mallorca saltó espeso, con posesiones horizontales, pero sin mostrar los colmillos. Sin embargo las tornas cambiaron en los primeros instantes y fue el equipo de Robert Moreno el encargado de hacerse con el control del esférico. A los 20 minutos el conjunto local orquestó una contra de manual. Kang perdió un balón y Luis Suárez galopó 40 metros para llegar a la frontal y abrirla para Jorge Molina. El delantero definió de primeras ante un Reina que se venció demasiado pronto. 

Pero así como llegó la alegría a la grada del feudo andaluz, esta se desvaneció. Tres minutos después fue el Mallorca el encargado de realizar una triangulación perfecta que inició Kubo con un cambio de banda. Jaume Costa puso el centro para que Dani Rodríguez, sin marca, anotara a placer (1-1). El gol del futbolista gallego lo digirió con mucha más clase el Granada. Al paso por la media hora la tuvo Machís, tras un error grosero de Maffeo. A esta sí respondió Reina. El Mallorca sufría a balón parado y dos minutos después era Germán el que la enviaba al larguero ante la feroz empanada de la defensa, que evidenciaba serios problemas en su banda izquierda. La clemencia de los nazaríes permitía que el partido llegara al descanso con tablas.

Pero tras la reanudación la postura no cambió y el Granada, otra vez Jorge Molina, volvía a ponerse por delante. En esta ocasión todo nacía de un regalo de la zaga que fue incapaz de despejar un balón que se paseó demasiado tiempo por el interior del área. No acertó a cabecear Neva, tampoco a volear Machís, pero no erró Molina para volver a poner a los suyos por delante.

El Mallorca aguantaba el temporal, aunque los cambios efectuados por Luis García no tenían el efecto deseado. Aun así, en el 89, Fer Niño recibió un centro raso en el segundo palo que solo debía empujar. El espigado delantero la envió a las nubes. A partir de ahí el equipo desconectó y se dejó humillar por un Granada que quiso recuperar el cariño de los suyos tras su tropiezo en la Copa. Molina anotó el tercero en el 91 con un tiro desde 25 metros y Antonio Puertas ponía el cuarto tras recibir un fantástico centro de Luis Suárez. El Mallorca se despide de 2021 con un sabor agridulce tras una derrota que duele doble por tratarse de un rival directo en la tabla. Al menos por el momento. 

Ficha técnica:

Granada: Maximiano; Quini, Torrente, Germán, Carlos Neva (Escudero, min. 67); Milla, Gonalons, Machís (Arias, min. 79); Antonio Puertas, Luis Suárez y Molina (Butzke, min. 92).

Real Mallorca: Reina; Maffeo (Fer Niño, min. 67), Sedlar, Valjent, Jaume Costa (Oliván, min. 79); Baba, Galarreta (Salva Sevilla, min. 67); Kang In Lee (Antonio Sánchez, min. 59), Dani Rodríguez; Take Kubo y Ángel (Abdón Prats, min. 79).

Goles: 1-0: Jorge Molina, tras una contra orquestada por Luis Suárez (min. 20). 1-1: Dani Rodríguez remata de cabeza un centro de Jaume Costa (min. 23). 2-1: Jorge Molina, tras aprovecharse de un fallo en remate de Luis Suárez (min. 61). 3-1: Jorge Molina (min. 91). 4-1: Antonio Puertas (min. 94).

Árbitro: Muñiz Ruiz (Comité gallego).

Tarjetas amarillas: Luis Milla (min. 18), Gonalons (min. 22), Sedlar (min. 47), Quini (min. 50), Baba (min. 77),

Tarjetas rojas: No hubo.

Estadio: Nuevo los Cármenes.  

Compartir el artículo

stats