Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANÁLISIS

Entre la rabia y la honra

Ábdon celebra el gol con Antonio Sánchez en El Toralín

Ábdon celebra el gol con Antonio Sánchez en El Toralín RCDMALLORCA

Cuando en el minuto 87 de partido en El Toralín entró el gol de Curro para la Ponferradina, el sentimiento de rabia fue inmenso. Ya sé que una vez conseguido el ascenso a Primera, ser primero o segundo clasificado carece de excesiva importancia, aunque el club valore los trescientos mil euros que supone el título y la honrilla de jugadores, técnicos y aficionados sea loable. Pero estar tan cerca elimina el desinterés que supone un título honorífico y convierte en rabia que se escape a tres minutos del final del partido. El Mallorca remontó por segunda vez un resultado adverso con un gol de Abdón que le daba el título a los bermellones con la colaboración de la derrota del Espanyol en Alcorcón (1-0). Y la confirmación a la rabia que da el desenlace final del encuentro la desveló el entrenador Luis García Plaza al afirmar que los jugadores habían entrado al vestuario del estadio berciano con el ánimo tocado. Minutos después un aplauso generalizado valoraba lo importante, el ascenso a la elite, para dejar en anécdota el gol de Curro, el empate y la rabia. Ahora empieza otra historia, la de conformar una plantilla de garantías para afrontar la Primera División con mejores resultados que la última vez, con el objetivo de sustituir la posibilidad de un título por la posibilidad de una permanencia.

Compartir el artículo

stats