Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Partido de homenaje

Partido plano, anodino y soso entre Mallorca y Girona. Como el homenaje que brindó el club a Pep Lluís Martí. Soler permitió al jugador mallorquín, con 40 años cumplidos, despedirse como futbolista de su afición, cuando en las últimas ocho jornadas ni siquiera entró en la convocatoria. El aplauso en su sustitución será lo único positivo que recuerde Martí de esta derrota. También fue titular Brandon, que por el empuje que le puso ayer quizás merezca subir al primer equipo el curso próximo. Las ganas de unos y otros explican la diferencia en el partido y en la Liga, con un equipo que marca con diez hombres y una clasificación nos dice que la distancia entre el Mallorca y el Girona es de 33 puntos. Los responsables deportivos mallorquinistas ya deberían estar planificando la temporada del centenario, en la que suponemos que no participarán muchos de los protagonistas que ayer deambularon por Son Moix. La buena noticia es que el director deportivo y la propiedad podrán decidir los fichajes sin interferencias de accionistas díscolos. No sabemos si Soler tendrá oportunidad de repetir pero un relevo en el banquillo sería comprensible.

Compartir el artículo

stats