Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller cede el antiguo matadero al Govern para un centro de día

El Ayuntamiento da el visto bueno al convenio de colaboración y financiará el 50% de la inversión

Sóller cede el antiguo matadero al Govern para un centro de día

El pleno del ayuntamiento de Sóller acordó por unanimidad ceder uno de los edificios del antiguo matadero municipal a la Conselleria d’Afers Socials del Govern para que lo convierta en un centro de día para personas de la tercera edad. Además, el Consistorio dio el visto bueno al convenio de colaboración entre ambas instituciones por el que Sóller financiará el 50% de la inversión.

A efectos prácticos Sóller retomó la iniciativa que a principios de la presente legislatura fue descartada por el ejecutivo de Carlos Simarro. El actual gobierno municipal descartó la opción del matadero como ubicación del centro de día alegando, incluso, problemas de accesibilidad de las ambulancias hasta este edificio mediante un informe que elaboró la Policía Local. De esta manera, el gobierno de Simarro optó por dejar este proyecto promovido durante la pasada legislatura y se decantó por crear un centro de día en la residencia Fontsana, una opción que actualmente está en vía muerta a la espera de permisos.

Ante el retraso que acumuló el proyecto de centro de día, una plataforma inició una campaña de presión que acabó por hacer cambiar de opinión al gobierno municipal, que meses atrás dejó de lado sus reticencias al proyecto del matadero y apostó por él. En el pleno celebrado hace unos días, los partidos de la oposición (Més, PSOE y Podemos) recordaron al equipo de gobierno que el centro de día acumula tres años de retraso por los cambios de opinión del equipo de gobierno.

Sóller cede el antiguo matadero al Govern para un centro de día

Sea como fuere, el Ayuntamiento ha dado el visto bueno a la cesión de dos edificios del antiguo matadero que suman 463 metros cuadrados y un espacio exterior de otros 518 metros. El centro de día costará un millón de euros y tendrá una capacidad para 20 plazas destinadas a personas con grado uno y dos de dependencia. Las plazas estarán concertadas con el Govern.

Dos años

La aprobación del acuerdo por parte de Sóller deja la puerta abierta a que el alcalde y la consellera d’Afers Socias, Carlos Simarro y Fina Santiago respectivamente, firmen el convenio de colaboración. Tras su rúbrica, el plazo para la entrada en servicio del centro para mayores será de dos años.

Compartir el artículo

stats