Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mecanización para ordeñar vacas llega al Hort de Son Coves

«A parte de tener una maquina de ordeñar, también tenemos la gestión de todos los animales y un veterinario aquí en casa»

La vaquería de s'Hort de Son Coves donde se ha instalado un robot que muñe las vacas automaticamente CAIB

Los avances tecnológicos en en sector agricultor y ganadero han hecho posible que en la finca de S’hort de Son Coves hayan podido instalar una máquina que ordeña las vacas de forma automática. Francesc y Joana Mascaró son los dueños de esta vaquería que cuenta con un total de 80 vacas.

Llevan usando este sistema desde marzo del año pasado y para ellos «ha resultado un cambio enorme y sobre todo para los animales, que están mucho mejor, ellas mismas van a muñirse cuando quieren llegando a ir cuatro o cinco veces al día» explicó Joana. La finca de S’hort de Son Coves tiene desde hace un año y renovado para este, el certificado de Bienestar Animal lo que implica que «las vacas se tumban donde quieren ya que no están encerradas en cubículos además de tener la puerta del corral abierta por lo que pueden salir del recinto cuando quieren incluso tienen un rascador que pueden usar cuando lo necesiten» especificó la encargada de la finca. Para ellos el concepto de bienestar animal significa que «las vacas hagan lo que quieran, cuando ellas quieran sin que nadie las moleste».

Este robot no solo ordeña, sino que también lleva el control total del animal. Entre sus funciones están las de pesar las vacas cada vez que entran, medir su temperatura, analizar cuanto comen y contabilizar el tiempo que lo hacen además de realizar análisis de leche, por lo que los ganaderos se aseguran que esta es de buena calidad. Se mira la grasa, las celulas somáticas y la proteína entre otras cosas. 

Disponer de esta máquina hace mucho mas fácil la labor de Joana quien dijo que «A parte de tener una maquina de ordeñar, también tenemos la gestión de todos los animales y un veterinario a qui en casa». Antes de instalar el aparato la ganadera revela que «era más complicado porque tu te dabas cuenta de que un animal no estaba bien cuando ya estaba enfermo, en cambio, ahora ya no. Al estar informatizado puedes ver si por ejemplo, ha dejado de comer y estar pendiente mucho antes».

El horario de trabajo sigue siendo parecido aunque se ha pasado de una labor física a una labor más informática, la vaquera apuntó que «tenemos que meter todos los datos en el ordenador para que este pueda sacar las estadísticas de cada vaca, es otra manera de trabajar en la que no tenemos unos horarios tan fijos, podemos trabajar a nuestro ritmo».

La producción de leche ha aumentado porque las vacas al no sentirse forzadas a que las muñan pasan más veces por la máquina. Se ha pasado de una media de 32 litros al día a unos 37 litros. 

Ayer la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha junto con el gerente del Fons de Garantia Agrària i Pesquera de les Illes Balears (FOGAIBA) , Mateu Morro, hicieron una visita a la finca para hacer un seguimiento de como les ha ayudado el robot a los propietarios en la producción de leche. El proyecto contaba con un presupuesto de 136.000 euros de los cuales la Conselleria, a través del FOGAIBA aportaron 81.600 euros.

De la Concha señaló que este avance tecnológico «favorecerá la incorporación de gente joven al mundo del campo, algo que es absolutamente necesario». Ya son dos las ganaderías que tienen un robot como este y la Conselleria espera que otras fincas se animen.

Compartir el artículo

stats