Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i desfent | Las ayudas covid

Ayudas públicas para después irse de vacaciones, por Joan Mora

Hola, tesoro. Hoy me levanté con el pie izquierdo y tras la primera tertulia de bar que he tenido todavía me he calentado más. Sobre todo al enterarme que fulano, mengano y zutano, pequeños y medianos empresarios de la isla, han hecho la maleta y se han ido a disfrutar de unas supuestas merecidas vacaciones a varios miles de kilómetros de aquí. Al parecer lo han hecho después de hacer buena caja durante el verano y tras llenarse los bolsillos con las ayudas que las diferentes administraciones han regado a estos empresarios, que para alguno de ellos les han servido para mantener el mismo ritmo de vida que tenían antes de la pandemia. Qué ingenuos fuimos los que no hemos podido acceder a ninguna ayuda, como mi amiga de la tiendita de al lado, que con aquello de contribuir a la recuperación nos conformamos con ir a pasar un fin de semana de hotel al otro lado de la isla. Ilusos fuimos, mientras otros se frotaban las manos bajo la mesa pidiendo ayudas, descuentos, bonificaciones y yo qué sé más solo para seguir con su nivel de vida. Y mientras tanto yo haciendo las cuentas para no gastar de más y rezando para no acabar en un ERTE. ¡Desde Sóller con amor!

Subvenciones que no han cuajado como se esperaba, por Rosa Ferriol

Miedo me da si Joan Mora admite que se ha levantado con el pie izquierdo pero también debo confesar que ese toque de «tesoro» me ha dejado algo anonadada. ¡El espíritu navideño se ha apoderado de ti, cariño! Yo no puedo decir lo mismo. Estoy del Black Friday y de todo el bombardeo navideño hasta el moño. Me gusta Navidad pero cuando es Navidad, eso de pensar en Reyes en pleno noviembre me cortocircuita, o sea que como mi mano derecha que eres, te reboto todas las tareas que tienen que ver con esta época del año. Dicho eso, al grano. Sé que en esta crisis las ayudas públicas han sido claves para determinados sectores azotados por la pandemia pero siempre he tenido la sensación de que hay gato encerrado. Mucho anuncio a bombo y platillo pero en muchos municipios estas ayudas no han cuajado tal y como se esperaba. Sin ir más lejos, en tu Sóller. Solo se han repartido 11.000 de los 50.000 euros disponibles. Muchos se han quedado fuera porque no estaban al corriente de pago, precisamente, desde mi humilde punto de vista serían estos los que desde el minuto uno necesitaban una ayuda pública para poder subsistir. ¡Desde el Pla con amor!

Compartir el artículo

stats