Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mensaje de futuro para la mujer rural

«Sin ganaderas, sin agricultoras o sin pescadoras no existiría el sector primario», coinciden las voces del sector

Katja Wöhr: "Mi consejo para la mujer rural es que debemos hacer más caso a nuestra intuición".

Hoy es el Día de la Mujer Rural, por ello, cabe lanzar un mensaje de futuro: «La mujer rural es fundamental. Sin ganaderas, sin agricultoras o sin pescadoras no existiría el sector primario. Hay que estar orgullosas de nuestro sector. Necesita mejorar pero es fundamental». Son palabras de Francisca Iglesias, ingeniera agrónoma y presidenta de FADEMUR (Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales) que este viernes participa como ponente en la Primera Jornada del Plan de Igualdad en el Sector Primario de Balears que se celebra en la Cámara de Comercio. Iglesias disertará sobre el liderazgo de las mujeres en el sector primario. A lo largo de su carrera, confiesa, se ha topado con las dificultades que se toparía cualquier mujer para llegar a un puesto de importancia. «Es difícil porque tenemos una sociedad que es bastante machista. En el sindicalismo, las mujeres aún se ven para trabajar en la oficina pero no para tener una actividad sindical como la tengo yo», explica Iglesias que puntualiza que la federación que lidera nació «para hacer frente a los problemas particulares que tenían las mujeres rurales para dar una cobertura que entendíamos que no cubría en sindicato». Si hay que nombrar los obstáculos a superar para llegar a un cargo de dirección, Iglesias sentencia que «las féminas deben tener más formación que un hombre para llegar al mismo puesto en el sindicalismo. No salimos de la misma posición». Eso sí, lo deja claro: «Los agricultores nunca me han discriminado. Escuchan y apoyan al líder sea hombre o mujer pero en otros órganos de poder sí te discriminan. La base, no».

Anna Masdeu: "Ahora el papel de la mujer va a ser para contribuir a que haya relevo generacional"

Entre las acciones de la federación, destaca el primer estudio de la violencia de género en el medio rural pero también han impulsado la formación y el asesoramiento de las mujeres rurales para que tengan su propia empresa. «El objetivo de estos proyectos es que las mujeres se queden en el medio rural».

Francisca Iglesias: "Los agricultores nunca me han discriminado. Escuchan al líder sea hombre o mujer"

Precisamente el relevo generacional es otro de los temas que toca Anna Masdeu, técnica de Projectes Low Impact Fishers (LIFE)- Mar Balear. También ponente de la jornada, Masdeu tiene muy claro que la mujer siempre ha llevado la parte empresarial pero no se lo reconocían. «La empresa tiraba adelante porque alguien llevaba la gestión. Lo que ha sido un papel primordial y lo seguirá siendo. Lo que ahora el papel de la mujer va ser para contribuir a que haya relevo generacional. Tengo un hijo de 11 años y está en mis manos poder convencerle de que se dedique al sector primario. Hay que ejercer un papel importante para que la juventud se dedique al sector primario porque no hay relevo y sin relevo generacional, el sector muere. Es más grave de lo que nos pensamos. Todo vendrá de fuera y perdemos la soberanía alimentaria».

Eva Arderiu: "Mi mensaje es que hay que ser muy constante, no perder el ritmo y luchar día a día"

Iglesias y Masdeu compartirán mesa con Katja Wöhr de 2Alquemistas y Eva Arderiu, responsable de calidad de AGAMA. Arderiu reconoce que en «los últimos años las féminas tenemos un papel relevante pero aún tenemos que lidiar con la conciliación familiar ya que todavía somos las mujeres, pese a que hay excepciones, las que renunciamos». Su consejo en este Día de la Mujer Rural, «ser muy constante, no perder el ritmo y luchar día a día». Katja Wörh llegó a la isla en 2002 y fundó Flor de sal. Ahora está con un proyecto innovador en 2Alquemistas y también a lo largo de su carrera ha tenido que lidiar con el «viaje de culpa» entre trabajo y maternidad. Su consejo a las mujeres rurales es claro: «Hacer más caso a nuestra intuición». También aboga por compartir ideas y asesoramiento entre las mujeres rurales. «La comunicación es la clave».

Compartir el artículo

stats