Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Can Picafort busca soluciones para evitar la pérdida progresiva de arena en la playa

Se cree que el sedimento desplazado es el que obstruye la entrada de los lagos en el puerto de Alcúdia

En esta imagen se aprecia que el mar ha invadido toda la playa en algunos puntos del núcleo. | B.BARCELÓ/FACEBOOK

La playa de Can Picafort pierde arena año tras año, un fenómeno que preocupa «mucho» al ayuntamiento de Santa Margalida, que observa con impotencia cómo cada año el mar avanza de forma imparable hacia el paseo marítimo, dejando cada vez menos espacio a los usuarios de la playa. Una imagen publicada por un vecino en las redes sociales a finales de junio disparó las alarmas al evidenciar que el mar invadía toda la playa hasta llegar a uno de los accesos al arenal desde el paseo.

El alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo, constata que se produce una «desaparición» de arena en la playa de Can Picafort, lo que constituye un «motivo de gran preocupación» para los residentes y el sector turístico del núcleo costero.

No es una problemática nueva. Hace unos años se analizó el caso y se llegó a la conclusión de que la arena de la playa de Can Picafort y de las playas de Muro se desplaza hasta el municipio de Alcúdia, que este año está teniendo muchos problemas de acumulación de sedimento en la entrada de los lagos del puerto, hasta el punto de provocar la muerte de peces por falta de oxígeno. Un problema que el Consistorio alcudienc ha trasladado en múltiples ocasiones a la demarcación de Costas, sin que por ahora se vislumbre una solución a corto plazo.

De hecho, en el pasado año 2018 los alcaldes de Alcúdia, Muro y Can Picafort propusieron la regeneración de las playas de los dos últimos municipios con la arena que se acumula en el primero. Sin embargo, el proyecto no llegó a prosperar a pesar de que existen estudios de la UIB que constatan este fenómeno, potenciado por los cambios urbanísticos realizados en las últimas décadas, principalmente la construcción de puertos deportivos y espigones que cambian las corrientes marinas.

El alcalde Monjo añade que antes la playa de Can Picafort recibía arena de los arenales ubicados más al este, en dirección a Artà, pero actualmente este sedimento topa con el club náutico y no llega a la playa. El regidor recuerda que en el año 2002, el ministerio de Medio Ambiente presidido entonces por Jaume Matas llevó a cabo un proyecto de regeneración artificial de arena en la playa de Can Picafort. Sin embargo, «poco a poco la arena se va».

En el mismo punto había más arena en el pasado reciente. | DM

Monjo cree que ha llegado el momento de volver a poner sobre la mesa el proyecto de regeneración con la arena acumulada en el puerto de Alcúdia y asegura que se pondrá en contacto con los alcaldes de los municipios afectados para recuperar la iniciativa, plasmada en un anteproyecto. Además, Monjo señala que la actuación podría financiarse con los fondos europeos Next Generation.

Nueva ordenanza

Durante el acto de izado de las banderas azules recibidas este año para las playas del municipio, el Ayuntamiento avanzó que está trabajando en la redacción de una ordenanza específica para playas y litoral que regulará todos los aspectos que afectan a la costa del municipio como la venta ambulante, el incivismo, la gestión de los residuos, deportes acuáticos, los conflictos entre bañistas o la presencia de animales, entre otros factores.

Asimismo, el Consistorio quiere aprovechar la llegada de un nuevo oficial de la Policía Local para vigilar el turismo de excesos en las playas y para tener las «herramientas necesarias para poder disponer de unas playas de calidad» que potencien la imagen turística del núcleo costero.

Compartir el artículo

stats