Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

acompañamiento

Mallorca Activa, una plataforma para impulsar el tejido productivo

Ofrece formación, asesoramiento y apoyo a los emprendedores

Uno de los agentes de Mallorca Activa, en Andratx en pleno trabajo de asesoramiento.

Atender las necesidades del tejido productivo para impulsarlo. Con esta filosofía nació la plataforma Mallorca Activa, una iniciativa que el Consell empezó a gestar hace unos meses y que arrancó a finales de febrero. Sus primeros pasos han sido un éxito. Los cursos de formación suman más de 500 inscripciones, el teléfono de información y asesoramiento acumula más de 3.000 llamadas y las empresas registradas en el directorio que se está elaborando ya son 685. Malorca Activa surgió por necesidad y ahora se ha convertido en una gran aliada de los municipios de menos de 20.000 habitantes. Ofrece formación, asesoramiento en materia de ayudas, orientación laboral y apoyo a los emprendedores, además de estar creando un directorio o mapas empresariales de los municipios con la finalidad de impulsar su tejido productivo.

El origen de esta plataforma se remonta a junio de 2020. Así lo cuenta la directora insular de Coordinación, Margalida Amorós. Los Ayuntamientos alertaron que había «un vacío» en el tejido empresarial. No tenía un interlocutor. Y es que «el tejido productivo nunca ha necesitado de la administración para funcionar». Hasta que llegó la pandemia.

En junio, el Consell desplegó 20 agentes por los pueblos de menos de 20.000 habitantes para informar a empresarios y autónomos de las nuevas ayudas. Fueron recibidos con los brazos abiertos. Tuvieron más de 2.000 citas desde peluquerías a albañiles en menos de tres meses para asesorarse de las ayudas disponibles debido a la covid-19. «Al ver el éxito, decidimos emprender el Mallorca Activa, que empezó a gestarse en noviembre y nació como plataforma a finales de febrero», puntualiza Margalida Amorós.

Así el número de atención telefónica 610 582 939 que informa sobre las ayudas o resuelve dudas sobre su tramitación acumula más de 3.000 llamadas. Un 55% son usuarios, un 40% asesorías y un 5% Ayuntamientos. ¿Su éxito? «Hablar el lenguaje de nuestro tejido productivo». Amorós confiesa que si se anuncia una nueva ayuda, se disparan las llamadas. Xesc Ventura es uno de los agentes que está detrás de Mallorca Activa, unos agentes que también asesoran a los municipios, por ejemplo, a la hora de crear sus propias ayudas municipales. « La capacidad de los ayuntamientos pequeños es limitada y tener centralizado un equipo de especialistas permite agilizar las gestiones», explica Ventura, que resume que la finalidad es dar una respuesta activa a las necesidades que solicitan los Ayuntamientos.

Además del asesoramiento, la formación es todo un éxito y seguirá creciendo para dar respuesta a las demandas del tejido empresarial. También se ofrece la posibilidad de que sean los propios municipios los que ofrezcan cursos. El primero en estrenarse en esta sección será Esporles, avanza Amorós.

El apoyo a los emprendedores es otro de sus objetivos. «Nuestro tejido productivo es emprendedor y busca alternativas. Debemos darle esta asistencia», sentencia Amorós, que reconoce que los municipios «se han puesto las pilas» y la plataforma se convierte en un escaparate de las iniciativas municipales para impulsar el comercio local. Así, en la sección Mallorca Emprende se publicitan las diferentes campañas con la finalidad de que sirvan de inspiración a otros municipios. «Es un banco de buenas prácticas para que los Ayuntamientos puedan compartir ideas».

Inscripciones a cursos

La plataforma Mallorca Activa que nació a finales de febrero en su primer mes de andadura ya ha superado las 500 inscripciones a los cursos formativos y es la sección que capta más tráfico. Sin ninguna duda, los de idiomas triunfan entre los usuarios de esta nueva herramienta digital. Por ejemplo, el del Inglés A2 acumula 122 inscripciones. La oferta es diversa desde gestión económica del pequeño comercio, a la elaboración de hojas de cálculo o el diseño de productos y servicios turísticos locales.

Ahora, avanza Margalida Amorós, quieren dar un paso más y que la formación sea acreditada. De todas maneras, la directora insular de Coordinación deja claro que la misión de los cursos es que sean «prácticos» y pone un ejemplo: muchas kellys han pasado al sector asistencial, así se les enseña el catalán que necesitarán para atender a los usuarios. Y es que el objetivo de Mallorca Activa es «atender las necesidades del tejido productivo». Por ello, también están estudiando cursos básicos de competencias digitales con la Fundación Bit.

‘Rasca i guanya’ 

 Consell pone en marcha este 12 de abril su Rasca i Guanya, una iniciativa que premia comprar en el comercio local. Así, el Ayuntamiento inyecta 4.000 euros en premios de 5 y 10 euros de descuentos en el comercio local. Hay más de mil premios y el boleto se puede adquirir con una compra superior a los cinco euros. Otras iniciativas similares son las bolsas Estima Sant Llorenç que se han diseñado con el objetivo de incentivar el consumo local.

Mapa empresarial

Se está elaborando un directorio de las pequeñas y medianas empresas de los municipios para obtener un mapa que permitirá la promoción del tejido empresarial. El directorio, explica Xesc Ventura, servirá para dar difusión a las pequeñas empresas que no tengan presencia digital. «Es necesario para que todo el mundo tenga visibilidad». El directorio también permitirá tener un mapa más completo por sectores, lo que permitirá saber qué funcionará mejor en cada municipio.

Acompañamiento

 La consellera insular de Presidència, Teresa Suárez, determina que el éxito de Mallorca Activa deja claro que «el tejido productivo es un sector que en estos momentos debemos acompañar». Suárez no duda en alabar el «esfuerzo de innovación» que hacen los pequeños municipios. «Es un momento de ser flexibles y adaptarnos a las necesidades que imperen en el día a día», deja claro Suárez.

Compartir el artículo

stats