Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

Un vial peatonal conectará la Gran Vía de Sóller con el parking de la calle Cetre

La nueva calle, contemplada en el Plan General de 1998, tendrá un recorrido de unos 200 metros

El alcalde Simarro muestra los planos del proyecto.

El alcalde Simarro muestra los planos del proyecto. j. mora

La Gran Vía de Sóller y el aparcamiento de la calle Cetre quedarán unidos por una nueva calle peatonal que tendrá un recorrido de unos 200 metros. El municipio deberá hacerse con la propiedad de un tramo de unos 60 metros.

El alcalde Carlos Simarro presentó ayer en sociedad el proyecto de conversión de la Gran Vía en un boulevard que supondrá una inversión de 200.000 euros que el Ayuntamiento prevé financiar a cargo del Plan de Obras y Servicios del Consell de Mallorca en los ejercicios de 2021 y 2022.

Al margen de este proyecto, con el que cambiará la fisonomía urbana de una de las calles más emblemáticas de Sóller, el alcalde anunció la creación de un vial de viandantes entre la Gran Vía y el aparcamiento de Cetre. Su recorrido total será de unos 200 metros puesto que se utilizará el trazado del camí de Can Pitera, aunque el Ayuntamiento deberá negociar la compra del tramo de 60 metros lineales, el que desembocará en la Gran Vía.

El futuro vial que conectará el aparcamiento y la calle está recogido en el Plan General de Ordenación Urbana de Sóller de 1998, por lo que no deberá realizarse ninguna modificación urbanística.

La mejora de la Gran Vía y la apertura de la calle peatonal se complementarán con otro gran proyecto que el ayuntamiento prevé desarrollar a partir del próximo año, que consistirá en construir un edificio de aparcamientos en el actual parking de Cetre.

Según el alcalde, este proyecto se pondrá en marcha en el 2021 con el fin de ampliar su actual capacidad y absorber las plazas de aparcamiento que desaparecerán en la Gran Vía. Además de ampliar este aparcamiento, Simarro prevé realizar otro subterráneo bajo la plaza de Teixidores.

Revalorizar el patrimonio

El alcalde Carlos Simarro defendió la remodelación de la Gran Vía y su semipeatonalización para poner en valor el patrimonio arquitectónico de la calle y destacó que esta actuación se complementará con la renovación del pavimento de las calles Bauzà y Rectoria que se ejecutarán a partir del próximo octubre.

El proyecto de la Gran Vía prevé duplicar la anchura de las aceras a costa de reducir la calzada a un carril flanqueado por bolardos. El proyecto que ejecutará el consistorio solleric se complementa con el soterramiento del cableado eléctrico y la instalación de un nuevo mobiliario urbano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats