17 de enero de 2020
17.01.2020

El joven Josep Nadal culmina el Pi de Sant Antoni de Pollença

A sus 18 años, ha conseguido realizar la hazaña a las 22.30

17.01.2020 | 22:50
El joven Josep Nadal culmina el Pi de Sant Antoni de Pollença

El pueblo de Pollença vibró ayer, un año más, con la tradición del Pi de Sant Antoni, una fiesta a la que ha puesto el punto y final a las 22.30 de la noche el joven Josep Nadal, de 18 años, que consiguió escalar los 21,5 metros de altura del árbol tras muchos intentos fallidos [vea aquí las imágenes]. 

El asalto final al Pi de Sant Antoni supone el espectacular colofón a una jornada festiva muy completa que arrancó por la mañana, cuando miles de pollencins y pollencines iniciaron, al son de las xeremies, el trayecto hasta la finca de Ternelles para buscar el árbol de 21,5 metros de altura talado y pelado la pasada semana.

En la emblemática finca de la Serra, los asistentes participaro en una multitudinaria torrada en la que no han faltado las típicas arengades regadas con un buen vino y el omnipresente mesclat. Allí, los organizadores han preparado el traslado del pino, arrastrado con cuerdas que tiran los propios participantes. Los jóvenes suelen subirse encima del tronco y muchos de ellos aprovechan para plasmar sus firmas en el árbol pelado.

Sobre las 17 horas, el Pi de Sant Antoni llegaba a Pollença, aunque todavía quedaba toda una odisea para alcanzar la Plaça Vella, donde a partir de las 18 horas ya empezaba a concentrarse una gran cantidad de público que esperaba la entrada del árbol. Durante una de las maniobras, la rama superior del árbol se ha rompió, aunque el incidente no fue tan grave como el de 2018, cuando se partió el tronco por la mitad.

Sobre las 19,45 horas, el pino realizaba su entrada triunfal en la Plaça Vella después de una maniobra limpia, ya que el árbol había quedado recortado por la pérdida de las ramas superiores. Durante la operación, acabó por perder toda la cúpula.

El pino, ya untado con material deslizante, se plantó sobre las 21 horas en el centro de la plaza con la ayuda de un sistema de poleas y cuerdas, aunque con más problemas de los habituales a la hora de fijarlo. Las cuerdas se desplazaron, ampliando la distancia entre ellas y dificultando más la subida.

Se repitió la historia en la que multitud de jóvenes luchan para ser los primeros en escalar, aunque nunca se consigue a la primera. Este año se produjeron más peleas que en otras ediciones.

Por otra parte, a primera hora de la tarde, el joven Christian Agu consiguió escalar el Pi del Moll de Pollença, un ejemplar de 21,5 metros talado días antes en la finca de Formentor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!