Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pollença

La sentencia del Supremo sobre Formentor devuelve la vigencia a un plan urbanístico más permisivo

El Ayuntamiento cree que el planeamiento de 1990 será de aplicación en esta zona del municipio hasta que se elaboren los estudios de afectación ambiental reclamados por el TSJB y el alto tribunal

Vista aérea del hotel Formentor y de parte de su entorno. El establecimiento espera la licencia de reforma desde hace años.

Vista aérea del hotel Formentor y de parte de su entorno. El establecimiento espera la licencia de reforma desde hace años. diario de mallorca

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que ratifica un fallo anterior del TSJB que anulaba el planeamiento urbanístico de Formentor (Pollença) por motivos ambientales implica que esta zona de gran interés natural del municipio vuelva a estar regida por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del año 1990, que es mucho más permisivo desde el punto de vista urbanístico que el plan anulad0 por los tribunales.

Fuentes jurídicas vinculadas al ayuntamiento 'pollencí' señalaron ayer que el fallo del Supremo, conocido el pasado miércoles, provoca muchas dudas sobre qué planeamiento urbanístico hay que aplicar ahora en Formentor, pero añadieron que se puede producir la "paradoja" de 'resucitar' el PGOU de 1990, ya que el alto tribunal ha anulado toda la revisión del Plan General al Plan de Ordenación de la Oferta Turística (POOT) referida a la zona de Formentor. "Creemos que la consecuencia más inmediata de la sentencia no es que Formentor se quede sin ordenación urbanística, sino que pase a ser de aplicación del PGOU de 1990, que es mucho más permisivo que el actual", señalaron las fuentes.

El problema es que desde el año 1990 se han aprobado numerosas modificaciones legislativas proteccionistas que, lógicamente, no están recogidas en el antiguo documento urbanístico de Pollença, una circunstancia que crea muchas dudas jurídicas al Consistorio, hasta el punto de que en la actualidad los técnicos "no saben si se puede conceder una licencia en Formentor". En este sentido, el alcalde en funciones, Tomeu Cifre, aseguró ayer que actualmente no es posible otorgar licencias de nueva construcción o ampliación en Formentor, donde solo es posible llevar a cabo reformas urbanísticas.

Como se recordará, la sentencia ratificaba el fallo del TSJB al confirmar que en el proceso de adaptación del PGOU 'pollencí' al POOT faltaron documentos ambientales importantes que informaran sobre la afectación que el paneamiento urbanístico tendría sobre las zonas protegidas con las figuras de LIC y ZEPA que definen el entorno del suelo urbano de Formentor. "Una cosa está clara: la condición de suelo urbano no se ha discutido en ningún momento y las sentencias lo reconocen, pero los mismos tribunales dicen que debe hacerse un estudio sobre las repercusiones ambientales", admiten las fuentes jurídicas.

La solución pasa ahora por realizar los estudios ambientales que, según las diferentes sentencias, no se han incorporado al proceso de adaptación urbanística. Es un trabajo que debe hacer el ayuntamiento de Pollença con el objetivo de "restituir" la ordenación urbanística anulada para que Formentor vuelva a tener un planeamiento actualizado. "Lo que se debe hacer es un estudio específico realizado por técnicos competentes que determine las repercusiones del planeamiento sobre los espacios LIC y ZEPA ubicados en la parte posterior del suelo urbano", admitieron.

Si el informe impone una serie de medidas correctoras, el Ayuntamiento entiende que habrá que modificar el planeamiento en lo referido a Formentor para levantar la suspensión judicial.

Compartir el artículo

stats