Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sóller

El sector de la cultura de Sóller promueve la reforma del cine Fantasio

El alcalde ve con "buenos ojos" la creación de una entidad que realice una programación cultural

El interior del cine Fantasio se encuentra en proceso de degradación. joan mora

El mundo del teatro, el arte y la cultura de Sóller han aunado sus esfuerzos para impulsar una fundación cuya finalidad será promover la rehabilitación del antiguo cine Fantasio para convertirlo en un centro de artes escénicas.

Numerosos representantes de la vida cultural del municipio se dieron cita a la reunión que promovieron los impulsores del proyecto, el cineasta David Carreras y el arquitecto Gabriel Santos, para dar a conocer su proyecto. Como punto de partida tienen el anteproyecto de obra que realizó el ayuntamiento de Sóller en 2013 que realizó el ayuntamiento de Sóller en 2013 que contempla que la rehabilitación del cinematógrafo acarrea una inversión de un millón de euros. No obstante, esta reforma proyectada por el municipio y temporalmente aparcada por falta de recursos, no contempla ni la instalación de sistemas de climatización, la maquinaria de proyección de cine ni la instalación para que se puedan realizar obras de teatro. Por ello, los promotores creen que la ejecución de las obras podría encarecerse hasta el millón y medio de euros. Actualmente, el proyecto está en fase de redacción de los estatutos de la fundación.

Según explicó Gabriel Santos, su idea consiste en formar una fundación en la que tengan cabida diferentes instituciones públicas y privadas, además de ciudadanos anónimos y entidades culturales del municipio. Esta fundación sería la que se encargaría de la gestión del Fantasio tras su rehabilitación.

La idea cuenta inicialmente con el beneplácito del ayuntamiento de Sóller. Su alcalde, Carlos Simarro, afirmó que "vemos con buenos ojos la creación de esta entidad para que se encargue de gestionar el Fantasio y darle una programación cultural continuada en el tiempo". Simarro recordó que "Sóller no tiene ningún espacio cultural de estas características" y que el Fantasio "reúne todos los requisitos para convertirse en un centro de artes escénicas como hay en otros muchos municipios de la isla".

El cine Fantasio cerró sus puertas en 1984 en una época en la que los cines de pueblo entraron en declive. Años más tarde la propiedad recayó en el municipio a través de un convenio urbanístico con la propiedad. Su estado de conservación permite someterlo a una reforma manteniendo sus elementos estructurales y ornamentales intactos.

Compartir el artículo

stats