Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto inicial del nuevo alumbrado de la catedral de Mallorca ha sido modificado varias veces

Los báculos exteriores que soportaban los reflectores han sido cambiados por farolas

Se realizó una prueba con la nueva iluminación utilizando los báculos inicialmente previstos. | GUILLEM BOSCH

El proyecto inicial de la nueva iluminación exterior de la Catedral, presentado por la concejalía de Infraestructuras de Cort en 2018, ha sido modificado en varias ocasiones con el fin de adaptarlo a las demandas de distintos colectivos, entre ellos el del Cabildo de la Catedral y Arca. No obstante la asociación proteccionista del patrimonio no ha estado conforme con la solución adoptada finalmente ya que, entre otras cuestiones, considera que no se da una solución homogénea a todo el conjunto patrimonial que conforma la Catedral con el palacio de la Almudaina y la antigua muralla renacentista.

Además de la recuperación de la acera sacra, una sugerencia de la conservadora del patrimonio de la Catedral, la catedrática de Historia del Arte Mercè Gambús, el proyecto inicial también se ha modificado con el fin de incluir en el proyecto la iluminación de la fachada principal de la Almudaina.

Igualmente, se ha suprimido la posibilidad de que se pueda cambiar la tonalidad de la luz que se proyecta sobre el monumento, tal como se puede hacer con el nuevo sistema que ilumina el castillo de Bellver, de forma que en el caso se la Catedral solo será luz blanca.

Uno de los elementos más discutidos incluido en la propuesta inicial era el referente al diseño de los báculos exteriores que deberán soportar los reflectores. Inicialmente se proponía la colocación de once báculos de diseño moderno situados en el espacio comprendido entre el portal Major de la Seu y el palacio de la Almudaina, más otros cuatro en la plaza de la Almoina.

Imagen de las farolas que finalmente se colocarán en el exterior de la Seu. | AJUNTAMENT

Su diseño ha sido cambiado por otros soportes que imitan a las farolas clásicas existentes en estos espacios, aunque de seis metros de altura y con dos brazos laterales.

Los proyectores de la plaza del Mirador estarán empotrados en el pavimento. El proyecto incluye también la renovación de las instalaciones existentes con la colocación de 505 proyectores de tecnología LED alrededor de la Seu y de la Almudaina, 298 de los cuáles irán empotrados y los 237 restantes se colocarán en distintas ubicaciones. También se sustituirá el cableado de las terrazas de la Catedral, dejando la instalación preparada para que en un futuro se empotre y no esté a la vista.

Compartir el artículo

stats