Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos denuncian que el edificio precintado en la calle Manacor de Palma vuelve a estar okupado

El acceso al inmueble está abierto pese a la orden de Cort de tapiarlo

El edificio, sin precinto y con el acceso principal abierto.

El edificio, sin precinto y con el acceso principal abierto.

Vecinos de la calle Manacor aseguran que el edificio precintado por el Ayuntamiento el pasado día 10 debido al riesgo que supone su estado de ruina vuelve a estar okupado.

El inmueble, situado en el número 63 de la calle Manacor, carece ya del precinto que el área de Modelo de Ciudad puso el pasado viernes y los vecinos de la zona denuncian que al día siguiente de que Cort prohibiera cualquier uso en este bloque estaba de nuevo okupado.

La cinta del precinto y los carteles que informaban de las medidas cautelares impuestas, entre ellas tapiar los accesos, han desaparecido y la entrada al edificio está abierta de par en par. Además, desde la calle se puede apreciar luz en su interior.

Agentes de la Policía Nacional han acudido a media tarde hasta este edificio y han entrado en él.

Un coche de Policía Nacional ante el edificio.

Un coche de Policía Nacional ante el edificio.

Con expediente abierto en Urbanismo hace años, la semana pasada, técnicos municipales inspeccionaron este bloque abandonado y dictaminaron que «tiene un estado de degradación y suciedad muy importante y, por tanto, no cumple con las condiciones mínimas de habitabilidad».

El servicio de protección de la edificación del Ayuntamiento precintó el edificio y ordenó a los propietarios que actuaran con la «máxima urgencia» para prohibir su uso, apuntalar todos los forjados, eliminar elementos inestables de la fachada (como los cristales rotos de las ventanas) y de la cubierta y tabicar los accesos, medidas cautelares que este miércoles aún no se han cumplido. 

Compartir el artículo

stats