Anna Moilanen continuará otros cinco años como Defensora de la Ciudadanía

El alcalde ha aunciado al finalizar el pleno extraordinario de presentación de la memoria del año pasado la existencia de un acuerdo entre todos los grupos municipales para su continuidad

Anna Moilanen,  Defensora de la Ciudadanía de Palma.

Anna Moilanen, Defensora de la Ciudadanía de Palma. / B. Ramon

Anna Moilanen continuará otros cinco años como Defensora de la Ciudadanía de Palma. Así lo ha anunciado el alcalde de Palma, José Hila, al término del pleno extraordinario celebrado esta mañana en el que Moilanen ha dado cuenta de la memoria elaborada por su departamento correspondiente al año pasado. Hoy precisamente finaliza el mandato de cinco años por el que fue elegida Moinalen, un mandato que va a revalidar otros cinco más, y que será acordado, según Hila, en el pleno ordinario que se va a celebrar este jueves, por lo que apenas estará dos días como Defensora en funciones.

Todos los grupos municipales han apoyado la labor de la Defensora en sus intervenciones relacionadas con la memoria del pasado año, que la Defensora ha calificado de "surrealista"· debido a la pandemia provocada por la propagación de la covid.19. Solo el portavoz de Vox, Fulgencio Coll, ha sido muy crítico con la oficina que ha calificado com de "redundante e ineficaz", además de afearle que todo su discurso haya sido en catalán.

Al margen de este posicionamiento, los demás grupos de la oposición de Ciudadano y del PP, así como los que integran el equipo de gobierno (PSIB-PSOE, Podemos y Més) han agradecido la labor de la Defensora. La portavoz de Ciudadanos, Eva Pomar, ha valorado la relación "próxima, humana y honesta" de la Defensora hacia los ciudadanos y ha anunciado que su grupo apoya su continuidad porque en estos cinco años ha demostrado "que pone el acento en la justicia social y la igualdad".

La portavoz del PP, Mercedes Celeste, ha puesto de manifiesto la necesidad de la oficina, porque, tal como se demuestra con los datos ofrecidos correspondientes al año pasado "cada vez son más las reclamaciones que debe atender", lo que demuestra que los ciudadanos para hacer oír su voz "necesitan algo más que los grupos municipales y los distintos canales existentes", en clara referencia a los calificativos "redundante e ineficiente" vertidos por el representante de Vox minutos antes.

En su intervención Moilanen ha destacado la colaboración existente con otras administraciones y organismos, en especial con del Defensor del Pueblo y con la oficina de defensa del Menor del Govern, y ha lamentado la reciente destitución de su hasta ahora titular Serafín Carballo.

Ha destacado que a lo largo del año pasado, sumando los expedientes remanentes de años anteriores la oficina trabajó en un total de 552, y que, pese a la pandemia, "se han abierto un 13% mas de expedientes que en 2019.

Entre las cuestiones más reiteradas ha destacado las quejas por ruidos y ha manifestado que, una vez acabado el confinamiento, las causas de quejas por ruido más repetidas han sido las quejas por este motivo entre vecinos, los generados por la propia actividad municipal como la recogida de basuras, los buses de la EMT o el arreglo de calles, y los derivados de la actividad empresarial, en especial de bares y restaurantes en los momentos de apertura y cierre de los establecimientos. La Defensora ha afirmado además, que este tipo de molestias se han generalizado a toda la ciudad.

La demora en las respuestas del Ayuntamiento también han formado parte de las reclamaciones más reiteradas el año pasado, al igual que la demora en las tramitaciones burocráticas o administrativas, en especial por lo que respecta a la tramitación de licencias de obras y urbanísticas.

La suciedad en las calles, aceras y cercanía de contenedores, solares municipales o parques públicos también han ocupado buena parte del tiempo de la oficina, al igual que la existencia de solares "que sufren un paulatino proceso de abandono que los convierte en vertederos".