DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort implanta medidas para un «control ético» de la población de palomas urbanas

Salud ha iniciado un proceso participativo con entidades animalistas y asociaciones colombófilas para la elaboración de un plan que incluye la utilización de pienso esterilizante, la reducción de los puntos de nidificación y las capturas mecánicas

Las entidades animalistas y asociaciones colombófilas han sido informadas del plan.

Las entidades animalistas y asociaciones colombófilas han sido informadas del plan.

La concejalía de Salud del ayuntamiento de Palma ha iniciado este mes un proceso participativo con entidades animalistas y asociaciones colombófilas con el fin de elaborar un plan para el «control ético» de la población de palomas urbanas.

Elena Navarro, concejala de Salud, Turismo y Consumo, junto con el director general del área, Joaquín de Maria, y técnicos municipales ya se han reunido con representantes de Baldea (Plataforma Balear per a la Defensa dels Animals), la Federació Balear de Columbofilia, el Club de Colombofilia de Palma y SEO-Virot (Sociedad Española de Ornitología/BirdLife) con el fin de explicarles las propuestas.

Se ha pedido a las entidades su colaboración en las medidas de prevención para evitar la proliferación de palomas ya que, según Navarro, «la prevención es una de las medidas primordiales que incluirá este plan». Al final del encuentro agradeció «las aportaciones realizadas por las entidades tendentes a la mejora de la concienciación ciudadana, la sensibilización y limitar la nidificación».

Según Navarro, la propuesta que está en proceso de elaboración tiene el objetivo de disponer de un mayor control sobre el número de palomas existente en Palma y mantenerlo dentro de unos límites que evite riesgos para la salud pública, para la convivencia y para el patrimonio de la ciudad, entre otros.

Se ha propuesto su implantación en cuatro fases y la ejecución de hasta seis medidas para llevarlo a cabo. En una primera fase, que ya se está realizando, se ha elaborado un censo de palomas existentes en la ciudad, que se estima en 21.900 ejemplares.

Además de este censo, para elaborar el diagnóstico se han tenido en cuenta las llamadas recibidas al 010, así como las quejas tramitadas a través de los Distritos. La ejecución del plan, algunas de cuyas fases ya se han iniciadas a modo de prueba, va a suponer la realización de cuatro acciones: una campaña de concienciación y colaboración ciudadana para evitar la alimentación de las palomas, la reducción de los puntos de nidificación, el uso de pienso esterilizante y las capturas mecánicas. También se estudia la implantación de palomares ecológicos y la utilización de halcones en zonas periféricas.

Plan de 4 años

El primer censo de palomas urbanas elaborado por la empresa Lokímica, adjudicataria del servicio de control de Plagas, establece una población estimada de 21.907 ejemplares. Con la utilización del pienso esterilizante no hormonado, que se dispensa desde el pasado mes de marzo en once puntos de la ciudad como experiencia piloto, se pretende reducir este número a la mitad en cuatro años. Los comederos están instalados en terrazas de edificios próximos a las principales colonias de palomas, como el del mercado del Olivar, y se revisan de forma periódica por los técnicos. Además, a petición de la Sociedad Española de Ornitología/BirdLife, están vigilados mediante una cámara de vídeo con el fin de comprobar que los granos de maíz impregnados con la sustancia esterilizante no es consumida por otras aves como los gorriones.

Compartir el artículo

stats