10 de marzo de 2020
10.03.2020
Diario de Mallorca
Vivienda

Una mujer de 74 años sufre un ataque de ansiedad mientras es desahuciada en Palma

Cinco activistas intentan parar el lanzamiento en Verge de Lluc y denuncian a la Policía por su "desproporción"

10.03.2020 | 02:45
Una ambulancia tuvo que llevarse a la mujer a Son Espases.

Una mujer de 74 años sufrió ayer un ataque de ansiedad mientras era desahuciada en el barrio de Verge de Lluc, según denunció Stop Desnonaments, que añadió que tuvo que acudir a Urgencias del hospital de Son Espases. Varios colectivos se reunieron por la mañana en el lugar para frenar el desahucio, aunque sin éxito. El lanzamiento se ejecutó alrededor de las 13 horas, pero cinco activistas acudieron a las 7 horas al domicilio y presentaron resistencia a la comitiva judicial que ejecutaba el lanzamiento. El resto de participantes en la convocatoria, que llegaron más tarde, se quedaron a unos metros detrás de un cordón policial.

Los cinco activistas, de Stop Desahucios Mallorca, Mallorca Lliure y Arran, se negaron a apartarse de la puerta y fueron reducidos por la policía. Los activistas, tres mujeres y dos hombres, sostienen que han sido víctimas de una "fuerza desproporcionada", por lo que denunciaron a los agentes aportando partes médicos de lesiones. También señalaron que los agentes les informaron de que serían denunciados por desobediencia.

En cuanto a la inquilina, tuvo que ser trasladada a Son Espases en ambulancia por la mañana debido a su estado de nerviosismo. En el hospital le diagnosticaron un ataque de ansiedad y le recetaron tranquilizantes, según Stop Desahucios. Posteriormente volvió a su casa y volvió a sufrir otro episodio de crisis, desmayándose, y nuevamente fue trasladada al centro sanitario. Stop Desahucios estaba buscando ayer un lugar para acoger a la afectada. Tiene problemas de movilidad y necesita una planta baja.

Desde la entidad indicaron que la mujer y su pareja alquilaron el piso por 220 euros hace años, pero el apartamento era de un fondo que lo vendió a unos particulares. Éstos, según la plataforma, se negaron a concertar un alquiler porque "quieren rehabilitar el piso y poner un alquiler de 1.200 euros". También indicó que la mujer fue expulsada del pleno de Cort de enero, adonde acudió para exponer su caso, y denuncia que en la Oficina Antidesahucios "la están tratando de okupa" y no le han dado "alternativas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!