17 de julio de 2019
17.07.2019
Vivienda

Indignación por la subasta de Son Busquets

Govern y Cort hacen un "frente común" y recuerdan a Defensa que solo se podrán construir viviendas de protección oficial

17.07.2019 | 02:45

Primer jarro de agua fría de Pedro Sánchez a Francina Armengol en la nueva legislatura. El ministerio de Defensa acordó en el último consejo de ministros, el pasado viernes, sacar a subasta el cuartel de Son Busquets, entre la carretera de Valldemossa y la de Sóller, por un precio de 45 millones de euros, según la tasación hecha por el Gobierno el 12 de junio. La enajenación por este procedimiento pone en riesgo que el solar de más de 110.000 metros cuadrados acabe en manos del Govern o del Ayuntamiento, ambos liderados por los socialistas Armengol y José Hila, respectivamente.

Ante ello, la regidora de Urbanismo Neus Truyol sacó munición al recordar ayer que la aprobación del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) se basará en el urbanismo sostenible que hace que las viviendas que se vayan a construir en Son Busquets sean de protección oficial.

Ante un gesto que ha pillado con el paso cambiado a todos los implicados (Govern, Cort, oposición municipal, Joves Arquitectes de Mallorca y vecinos) que confiaban en desatascar la situación -todos los partidos sin excepción hicieron campaña, con foto incluida, por hacer de Son Busquets el 'milagro' de la vivienda pública en Palma-, se topan ahora con el plante de Madrid.

"Hace meses que trabajamos para que Defensa traspase sus competencias en este cuartel a Fomento para que el Estado construya en colaboración con las instituciones baleares las 840 viviendas de protección oficial destinados a alquiler social", recordaron.

Neus Truyol apuntó que aunque el desarrollo de la promoción sea de una promotora privada, "el Consistorio puede imponer que las viviendas sean de un precio tasado y un 30 por cien de promoción pública.

La indignación ha recorrido todo el arco político. El líder de Més en Palma, Antoni Noguera, reprocha la venta de los terrenos militares por parte del Ministerio que dirige en funciones la socialista Margarita Robles. "No se entiende que el Ministerio de Defensa no mire por los intereses de la ciudadanía y anteponga criterios económicos y especulativos a criterios de interés general de la ciudad. El Ministerio no puede hacer negocio o especular con solares públicos ante las necesidades de la vivienda que tiene Palma", añadió.

En la oposición, la portavoz del PP en Cort, Mercedes Celeste, lamentó que se vaya a demorar "todavía más" la construcción de viviendas de protección oficial anunciadas por el equipo de gobierno. "Serán cuatro años perdidos", dijo.

La portavoz de Ciudadanos Eva Pomar lamentó que los miembros del gobierno municipal hayan "ocultado que sabían de forma extraoficial que la subasta se llevaría a cabo, como reconoció Truyol".

El líder municipal de Vox Fulgencio Coll ha calificado de "brindis al sol" la propuesta que Cort ha hecho a Defensa. "Con la subasta, el dinero va a Hacienda ya que está más necesitada que nunca por la gestión de Pedro Sánchez".

"Decepcionados" con Madrid, los vecinos de Cas Capiscol lamentan que "prefieran subastar a cederlo a las instituciones baleares".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!