10 de noviembre de 2017
10.11.2017

La huella racionalista en un edificio militar

09.11.2017 | 23:05
? Tanto el cuartel de Ingenieros como el de Automóviles son ejemplos de la arquitectura racionalista de la postguerra, un hecho inusual puesto que siendo edificios militares se siguieron patrones estéticos al margen de las practicadas por el régimen franquista.

El cuartel de Automóviles aún conserva en su fachada el lienzo Todo por la patria. No se ha definido si se deberá mantener en el proyecto del complejo residencial, aunque si fuera por los arquitectos quedaría limado. Sobre el rótulo estuvo el escudo del águila y las flechas, que se arrancó de la pared antes de la compra por parte de la inmobiliaria catalana en mayo de 2015. En la actualidad está emplazado en el Museo Militar de san Carlos.

Las viviendas están protegidas, al igual que parte de la puerta de acceso al antiguo cuartel. "Estas antiguas viviendas están protegidas y no se pueden tocar. El proyecto arquitectónico contempla su rehabilitación", indicó Ferràn Marsà, consejero delegado de la promotora catalana.

El proyecto de este recinto militar fue obra de Joan Font Maimó, un comandante de ingenieros que adoptó el lenguaje racionalista, sobre todo, muy visible en las casas que dan a la calle Guillem Forteza. "El conjunto de viviendas en hilera representan la aportación más interesante de esta obra", indica Martí Lucena, coautor de la Guía de Arquitectura de Palma. Para algunos autores, guardan reminiscencias de la vivienda colectiva de los racionalistas holandeses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine