20 de febrero de 2014
20.02.2014
Obituario

Homenaje a Miquel de sa Pelleteria: "El panadero que hacía pan y ciencia de la vida"

El velatorio de Miquel des Forn de sa Pelleteria reunió a numerosos allegados y conocidos que destacaron su generosidad

20.02.2014 | 06:50
El cementerio de Son Valentí congregó ayer a numerosas personas.
Sentido pésame "al panadero que hacía pan y ciencia... de la vida", "a una gran persona que no tenía nada suyo, todo era de sus amigos". Estas y otras muchas frases del libro de condolencias definían el carácter de Miquel Pujol Ferragut, conocido como Miquel des Forn, un referente en el barrio de la Calatrava y en toda Palma, no sólo por sus famosos cremadillos y ensaimadas, sino también por "su humanidad, su generosidad, su tranquilidad, su forma de entender la vida", como enumeró el vicario del Obispado, Antoni Vera, ayer antes de entrar en el velatorio tras su muerte a los 66 años, un año después de jubilarse y cerrar para siempre el Forn de sa Pelleteria.

La capilla del cementerio de Son Valentí fue un continuo ir y venir de allegados y conocidos, como Vera, quien frecuentaba el horno desde que estudiaba en el cercano seminario y compraba los dulces más conocidos de la ciudad. Por ello y por el carácter de Miquel, estaba "contento del reconocimiento social que ha recibido", a pesar de la tristeza del fallecimiento.

También le recuerda con una sonrisa agridulce Esperança Amengual, la hija de Toni de sa Pelleteria, que "enseñó a Miquel a elaborar ensaimadas", tal como explicó. De niña jugaba con él y sus hermanos, y le definió como alguien "muy tranquilo y buena gente". El hijo de Esperança, Atai, relató una anécdota alegre de la última vez que estuvieron con Miquel Pujol, muy poco antes de cerrar la panadería. Le dijo: "Estoy haciendo una ensaimada que si la viese tu abuelo me tiraría al horno", bromeó sobre sus experimentos.

La regidora del Ayuntamiento Irene San Gil acudió al velatorio porque conocía bien al hermano de Miquel, Joan, ya que trabajó con él en protocolo del Govern. Además, compraba cremadillos habitualmente y dulces para las diferentes celebraciones de su familia. "Era todo un personaje, muy afable, y un referente para la ciudad", señaló. Otro político, José María Rodríguez, también un cliente habitual, destacó lo buena persona que era.

La asociación Antiguos de Montesión Solidarios recordó su "estimable aportación como voluntario", que desarrolló desde "la discreción y el anonimato", aunque con gran "generosidad y eficacia", según destacaron.

El funeral de Miquel des Forn se celebrará hoy a las 20 horas en la iglesia de Montesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!