25 de febrero de 2011
25.02.2011

La Funeraria exculpa al exalcalde Fageda de un descuadre con tumbas

La EFM comunica al juez que Collado pudo quedarse con 3.600 euros pertenecientes al senador

25.02.2011 | 07:30
Joan Fageda.
La Empresa Funeraria Municipal (EFM) de Palma ha exculpado, en un informe remitido al juzgado de instrucción 11 de Palma, al exalcalde Joan Fageda de un descuadre de casi tres mil euros relacionado con la adquisición de unas sepulturas. La funeraria municipal, que hace unos meses alertó al juez de las sospechas que pesaban sobre Fageda, mantiene ahora que el exgerente de esa empresa, Óscar Collado, el principal imputado en el caso Funeraria, pudo apropiarse de 3.600 euros propiedad del hoy senador del PP Joan Fageda.
El escrito remitido por la EFM al juez Manuel Penalva supone un giro de 180 grados en la posible implicación de Fageda en las irregularidades y desvíos de fondos investigadas en el caso Funeraria. Hasta ahora se sospechaba que Fageda había dejado de abonar unos 3.000 euros (casi medio millón de pesetas) a la Funeraria, suma que era parte de los seis mil euros (un millón de pesetas) por los que se le vendió en 1998 una sepultura de 3 plazas en una de las mejores zonas del camposanto municipal.
La empresa del Ayuntamiento también sospechaba que el antiguo alcalde conservador podía haber recibido un trato de favor por parte de Collado, al no haber abonado un panteón de piedra colocado en su sepultura y que costó unos 1.500 euros.
Fageda había vendido a Cort con anterioridad un nicho de 4 plazas, que la sociedad funeraria valoró en 3.600 euros.
La empresa pública pensaba que ese dinero no se había dado en mano al antiguo edil, sino que había servido para pagar su nuevo panteón. La EFM intuía que Fageda adeudaba así a las arcas municipales unos 2.820 euros.

Justificantes
El propio Fageda acudió, tras hacerse públicas las sospechas que pesaban sobre él, a la funeraria de Palma para aportar la documentación sobre aquella operación y explicar su versión. El exalcalde aclaró que él había pagado íntegramente los seis mil euros de la nueva sepultura y aportó un recibo justificativo de ese abono. La funeraria comprobó que el dinero de Fageda había entrado en la caja de la empresa.
Las pesquisas permitieron localizar también un recibo por 600.000 pesetas (3.600 euros) que, presuntamente, se habían devuelto al hoy senador por la cesión de su antiguo nicho. Fageda manifestó que nunca había visto ese documento, ni el dinero.
El recibo fue extendido a nombre de Joan Fageda, pero la firma del estampada era la de Óscar Collado, el factótum durante años de la funeraria de Palma. La EFM presume que Collado, defendido por José Ignacio Herrero, pudo haberse quedado con los 3.600 euros propiedad de Fageda.

Elevada tasación
La EFM, no obstante, ha notificado al juez que se sigue sintiendo perjudicada por aquella operación: primero por el dinero que se le debe a Fageda, y segundo por la elevada tasación que se le hizo de su antiguo nicho.
El informe apunta a que el nicho de Fageda fue tasado por encima de su valor real. Para llegar a esa conclusión, la empresa municipal ha comparado transacciones similares realizadas en los años 90 y ha recordado que el nicho del político del PP fue vendido después a un tercero por tan solo 1.200 euros.
La sociedad municipal ha manifestado también al juez que hubo irregularidades al no haberse facturado correctamente el panteón de Fageda, pero ha apostillado que el posible beneficiado por aquellos hechos pudo ser el imputado Óscar Collado.

Mantiene su inocencia
Collado ha mantenido desde el principio de esta investigación su total inocencia, pese a que la fiscalía anticorrupción le acusa de manipular las cuentas de la EFM y desviar fondos públicos de muy diversas formas. El descuadre atribuido a Collado, que hoy volverá a declarar ante el juez, ascendería a 2,3 millones de euros.
En el sumario también está imputada Marina Sans, regidora del PP y defendida por Rafael Perera, le atribuye un delito continuado de malversación de caudales públicos, castigado con pena de cárcel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!