Plataforma per la Llengua recibió 16 quejas por discriminaciones lingüísticas en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) durante el curso 2021-22, en el marco de la campaña "La universitat, en català".

La campaña que impulsó la entidad junto al Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), la Federació Nacional d'Estudiants de Catalunya (FNEC) y el Bloc d'Estudiants Agermanats (BEA), empezó en octubre del año pasado con la activación de una página web que permite registra denuncias con un trámite que se hace en menos de cinco minutos, ha informado la plataforma en un comunicado.

Las 16 quejas registradas sobre la UIB responden principalmente a cambios de lengua de una asignatura respecto a la anunciada en el plan docente (con 6 quejas, el 37,5 %) y a la falta de oferta de asignaturas en catalán (con 5, el 31,2 %).

Sobre los cambios de lengua, la plataforma asegura que apuntan a que "sigue habiendo falta de conciencia lingüística por parte de muchos profesores, que cambian de idioma si algún alumno lo reclama, rompiendo el principio de seguridad lingüística de los estudiantes".

Entre las quejas, por primera vez se denuncia que hay alumnos de SICUE, el programa estatal de intercambio de estudiantes universitarios, que reclaman que las clases sean en castellano. Hasta ahora, este tipo de peticiones sólo las habían realizado alumnos de intercambio del programa europeo Erasmus.

Denuncian que la mayoría de alumnos que piden clases en castellano son estudiantes de intercambio, que llegan "casi sin saber que en las islas se habla catalán, una realidad que la UIB debería solucionar, ofreciéndoles más información del contexto sociolingüístico antes de que decidan venir".

La Plataforma per le Llengua denuncia que se trata de alumnos que "como son del estado español, deberían ser mucho más conocedores de que la lengua de Baleares es el catalán y que, en todo caso, tienen otros muchos territorios del estado donde pueden hacer la estancia universitaria en su lengua".

También hay quejas de que la UIB no da prioridad al catalán en los carteles informativos en lugares como los laboratorios y salas de informática; y otras de que la universidad responde en castellano los correos de un alumno que se ha dirigido a ella en catalán. Una alumna denuncia haberse sentido discriminada por los compañeros de un trbajo en grupo por hablar en catalán.

Al analizar la situación del catalán en los estudios de los grados y máster de Derecho en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana, la plataforma ha constatado que en las islas la presencia de la lengua es "casi anecdótica o inexistente" y que durante el curso pasado se estancó el aumento de asignaturas ofrecidas en catalán respecto a cursos anteriores.