Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern quiere limitar el horario del alumbrado navideño en Palma y los pueblos de Mallorca

El director general de Energía alega que «estamos viviendo un momento crítico en materia energética»

El Govern pretende consensual con los Ayuntamientos un horario para las luces navideñas. B.RAMON

El Govern balear quiere que se limite el horario de encendido de las luces navideñas, salvo en el caso de las fechas más señaladas, y para consensuar esta medida va a convocar reuniones con la federación balear de municipios (Felib) y con el ayuntamiento de Palma, según ha señalado el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava. Según sus propias palabras, «estamos viviendo un momento crítico en materia energética, pero también climática, y la reducción del consumo es clave para conseguir tanto unos objetivos como los otros».

Malagrava enmarca esta medida en el plan de ahorro energético y desarrollo de las energías renovables que está elaborando la conselleria de Sectores Productivos que lidera Juan Pedro Yllanes, que se pretende completar durante las próximas semanas, y que pretende ir más allá de las iniciativas que ya han sido fijadas desde el Gobierno estatal.

El director general señala que en este plan se van a incluir actuaciones como impulsar el autoconsumo de la Administración autonómica y el desarrollo de un paquete de ayudas, y se incorporarán también iniciativas como la señalada en relación a las luces navideñas. «La idea es intentar consensuar un horario de encendido y apagado de este alumbrado, que pueda tener algunas excepciones dependiendo de los días», con el objetivo de favorecer el citado ahorro.

Uno de los obstáculos con el que se va a encontrar esta iniciativa es la oposición frontal que genera entre sectores como el comercio o la restauración, desde los que defienden que la iluminación navideña es fundamental para atraer a una clientela en un momento en el que el consumo se está resintiendo debido a la elevada inflación.

Este rechazo empresarial es expresado por contundencia por los presidentes de la patronal mayoritaria de comercio, Afedeco, y de Restauración-CAEB, Toni Gayá y Alfonso Robledo respectivamente.

Ambos coinciden en que las luces que los Consistorios instalan durante las fechas navideñas son fundamentales para elevar la presencia de los ciudadanos en las calles e incentivar el consumo en sus establecimientos. Ese atractivo, según se pone de relieve, se vuelve especialmente importante en unas fechas en las que el consumo de los turistas se mueve ya en niveles muy reducidos y se pasa a depender en gran medida del gasto que realizan los residentes. Este último factor se señala como clave en un momento en el que la demanda ya se está viendo recordada debido a la fuerte inflación.

Los dos representantes empresariales admiten la necesidad de apostar por el ahorro energético, pero buscando un equilibrio entre este objetivo y la necesidad de que la actividad económica se mantenga en unos niveles adecuados para no poner en riesgo la viabilidad de las empresas y el empleo. Como ejemplo, Gayá pone de relieve que los resultados conseguidos durante los años en los que el Black Friday se celebró con luces de Navidad y los que no contaron con este aliciente han sido patentes. En este sentido, se recuerda la importancia el sector comercial y el de restauración tienen durante la temporada baja en las islas.

Robledo hace una reflexión adicional, y es que no se deben de recortar las actuaciones que hacen que Mallorca sea más atractiva para atraer al turismo invernal, y señala que el alumbrado ornamental es uno de los factores a tener en cuenta, como debería serlo también mejorar los mercadillos navideños.

Por ello, ambos representantes empresariales advierten de que habrá una dura respuesta de sus respectivos sectores si se toma una iniciativa como esa.

Compartir el artículo

stats